Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

11 de diciembre de 2008

Comienza la cuenta atrás

Después de 6 meses y 18 días con el balón facilitándome la vida ... me lo van a quitar. Entonces me quedaré sola, y si bien he aprendido muchas cosas sé que, debido a mi ritmo de vida, tenía que haber aprendido más y haber perdido más peso. O quizás lo he aprendido todo, pero no llego a asimilarlo...
Me puse el balón en una época difícil, pues estaba de vacaciones y el tiempo libre y la falta de disciplina dificulta, al menos a mí, hacer una dieta perfecta, sin embargo, lo conseguí. Ahora es más de lo mismo. Le dejaré el balón a los reyes, como mi pequeño deja el chupete para que me dejen regalos. Trato de pensar tranquilamente lo que he hecho y lo que he conseguido. Trato de mentalizarme, trato de respetar esta inversión de dinero, de no olvidar nada de lo que he aprendido, pero ... tengo miedo.
Durante estos meses me han pasado tantas cosas, tantas ... no sé si debido a mi pérdida de peso o si ha sido casualidad, no tengo ni idea. Lo que sí es cierto es que un terremoto de sensaciones, de vivencias, de sueños ... me han envuelto en pequeñas odiseas. Y sé también que no estoy preparada. Lo sé. No tengo tiempo, mi vida es un ir y venir, un no dejar de hacer cosas, un miedo continuo porque sé que me dejo algo, y solo espero que no sea importante. No tengo tiempo ni de hacer la compra, siento que mi cabezota ya no da más. Esta semana que entra, la que tendré que estar con la dieta líquida de nuevo para la retirada del balón, es una de las más duras en mi trabajo, es una de las que más atención requiere ... solo me faltaba esto. He optado por dejarme llevar por el destino, por no luchar, que sea lo que tenga que ser, yo solo necesito descansar. Estoy muy saturada. Mi vida es la que es y necesito descansar un poco, llevo dos días llegando a casa las 9, me quedan dos más, y la semana que viene más de lo mismo. Y estoy sin ver a mis hijos, y si los veo, peor porque se aceleran y se ponen nerviosos de tenerme ahí, por fín. Qué le vamos a hacer, las cosas vienen cuando vienen y a su manera y hay que aceptarlas.

No hay comentarios:

Clock