Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

31 de octubre de 2008

LA HISTORIA DE MIS QUILOS


Siempre fui una niña gordita, pero era eso, una niña. No tenía hábitos alimenticios y sí una madre que vivia en la angustia de hacerlo todo bien. La mejor madre del mundo si cabe, por supuesto. Así que con doce años y metro sesenta me llevó a un médico. Entonces pesaba 64 quilos, sí, 64 míseros quilos. Pero todo el mundo me veía como una niña gordita ... sabéis lo peor? que yo no me veía gorda, a mi me gustaba como era. Pero no sabía vivir sin hacer caso a la gente, todavía lucho con eso. Y me acabaron convenciendo de que era la gorda de la clase. Así que cuando mi madre me llevó al médico yo lo vi normal : estaba gorda. De 64 me quedé en 56. 8 quilos que me quité a base de una dieta de 800 calorías y medicación : tranxilium y antiobes retard. O lo que es lo mismo : anfetas para estimular el metabolismo y antidepresivo para contrarestar los nervios de las anfetas ...

Eso que parecía la solución fue el principio del fin. A partir de ahí todo fueron parentesis en mi vida de dietas, pero nunca aprendi a comer bien.

Recuerdo el día que llegue a pesar 70 quilos, que trauma. Me metí en la cama de mis padres a llorar. ¿ Es que nadie me podía decir que no estaba gorda? Que solo esta rellenita? Joder, que yo me veía bien, sí, tenía mis carnes, que además me quedaban de fábula porque tengo unas piernas preciosas, pero siempre creía que los demás sí que tenían criterio y yo no. Así que seguí viviendo a base de subidas y bajadas de peso.

En 1995 con 20 años pesaba 84 quilos. Lo sé por un acontecimiento determinado, pero no por nada más, nunca he pesado lo mismo más de tres meses. O he vivido haciendo dieta o cogiendo peso. Pero nunca he sabido estar estable. Y ahora es lo que pretendo aprender.

Y a día de hoy estoy a 1 quilo 300 gms de volver a pesar mi máxima de jovencita, guay, qué ilusión me hace. 84 quilos.

¿cómo es la vida? Con 14 años, debía pesar unos 65 quilos, ya ves, lo guapa y bien formada que estaba. Pero claro, estaba gorda para los chicos, anda y que los jodan. La cuestión es que me preguntaban los muy indeseables que cuanto pesaba y yo en lugar de mandarlos a la mierda le decía 84, ¿84? se sorprendian. Tío, como voy a pesar eso, es una burrada. Les contestaba yo.

Y vamos si los pesé, joder, que fuerte. Me acordaré toda la vida de ese comentario mio.

La cuestión es que cuando conocí al que hoy es mi marido pesaba 70 quilos y es a donde aspiro ahora mismo. Y pesar 84, es como poder conseguirlo, es como llegar a donde hace años que no llego. Empieza a ser algo real. Y eso es, es algo estupendo.

30 de octubre de 2008

¡Habéis visto mi caminito, lo habéis visto?


Sí, sí, sí. Parece que vuelvo al buen camino con este quilo y medio de menos, con ayuda, sí pero ¿ que hubiera hecho Quijote sin la ayuda de Sancho? ¿Tip sin coll? ¿ El inspector Gachet sin su sobrina ? Yo tampoco soy una super heroína, y necesito ayuda. La tomo, y adelante. Sé que es una red que me ponen, y que llegará un día que tendré que enfrentarme a mi dia a dia sin red, sin ayuda, sin continuidad ... una vez al mes, pero como rutina, como seguimiento, no como ahora. Sin embargo me dice Jordi que cuando uno pesa 70 quilos el mundo cambia y ya no obsesiona comer como ahora en un arranque de ansiedad, sino cuidarse para seguir luciendo palmito. En una ocasión hizo una comparación estupenda :

- No es lo mismo ahorrar y ahorrar para comprarte una casa, que tenerla y pagar la hipoteca.

Vamos que no es lo mismo pasar y pasar hambre, hacer sacrificios y privaciones cuando pesas 70 y luces palmito que cuando pesas 90 y luchas por ello.

El problema de todas estas historias tan estupendas es que cuando me hacen falta no me acuerdo de ellas, porque voy tan agotada que no llego a más.

Bueno, lo importante es que lo voy consiguiendo, que voy despacio pero sin parar, aunque, entre nosotros, me obsesiona un poco cuando me retiren el balón, así que ahora quiero llevar todos estos habitos alimenticios a pies juntillas.

Nada, que las cosas siguen para delante.
Ah, el chiste de hoy
¿Por qué las mujeres no nos casamos?
Por que para 100 gms de chorizo nos tenemos que comprar el cerdo entero
jejeje ( aunque la mayoria acabamos con el cerdito en la cama - con cariño eh -. )

29 de octubre de 2008

Hoy va de cuentos y de cosas conseguidas


" Erasé una vez hace mucho mucho tiempo, un sultán se casó con una bella señorita, le regaló un palacio y todos los lujos del mundo, para ella y para su familia. Solo se puso una condición "no podría bajar al sótano" Porqué decía ella : Está sucio y tú eres demasiado hermosa.

Y ella, no dejaba de pensar en el sótano, hasta el punto que no le satisfacia ninguna de las cosas hermosas que tenía : ni los jardines, ni la música, ni los ropajes ...

Estaba tan obsesionada que solo pensaba en lo que podría haber allí.

Tanto que nunca jamás disfrutó de lo que sí tenía a su alcance y que era realmente hermoso "


Pues bien, está es la historia que Jordi me contó (adaptada claro) y que me encantó,. Pues hace refenrencia al hecho de que estamos tan pendientes de lo que no tenemos que no vemos lo que sí tenemos.

Es decir, estamos tan obsesionados en perder peso, en no poder ponernos esta falda o aquel jersey que no valoramos ni vemos lo que sí hemos conseguido. Así que voy a hacer una lista de cosas que sí tengo .

- Después de 5 años he podido ponerme unos levis 501 que me encantaban y que guardaba porque sabía que algún día volverían a adornar mi culete.

- Ahora y sin darme cuenta subo los 30 escalones de mi trabajo corriendo traquilamente.

- Me agacho y me pongo de cuclillas para atender a mis hijos sin que me agote por ello, ni pierda el equilibrio.

- Llevo cosas ceñidas.

- Corro para coger el autobús sin ahogarme.

- Puedo llevar a mi hija de 3 años y 19 quilos ( parece que la presente a un combate ) durante una manzana entera en brazon.

- Me siento ágil y con ganas de comerme el mundo


Es solo una avanzadilla, porque sé que iré a más, porque lo deseo.

En fin, que ahí van los dos chistes , lo prometido es deuda.

1) Mami, mami, en el cole me llaman idiota.

- Y a mí qué ... dice con desprecio.

- Y a ti puta


2) Porque los tios tienen columna vertebral ?

- Porque si no se pasarían el día chupandosela ...

24 de octubre de 2008

TABLA DE GIMNASIA PARA MAMÁS TRABAJADORAS



Por favor, que ninguna persona intente realizar estos ejercicios a menos que cumpla los requisitos ( ser mamá y trabajadora ) ante algún signo de malestar, dejar de hacerlos al momento. Esto es algo serio.




1. Nos despertamos, y comenzamos con el primer ejercicio. Todavía sentadas en la cama nos estiramos, y vamos abriendo los ojos poco a poco, despacio, tranquilamente. No nos podemos dejar dominar por lo que estamos viendo. Un buen estiramiento visual es esencial. No podemos dejar que el desorden de la habitación que no recordamos nos entretenga.






2. Flexiones : de la cama al baño nos vamos agachando, nunca doblando la espalda, siempre arrodillandonos y recogiendo, una a una, REPITO, UNA A UNA, las cosas del suelo : el babero, la muñeca, el coche, la caja de condones ¿que hace aquí la caja de condones ? ( ese ejercicio lo haremos luego para ejercitar la memoria ), la libreta ...






3. Estiramientos de brazos : colocamos cada cosa en su sitio.






4. Estiramientos de todos los músculos : vestimos a los niños, con tranquilidad, sin perder la concentración, sus quejas, gruñidos, enfados no nos debes distraer. Estiramos los brazos para alcanzar la ropa, mientras que con la pierna impedimos que se escapen al comedor. Este ejercicio va muy bien para trabajar los reflejos. No debes dejar que ellos sean más rápidos que tú. En tal caso el ejercicio quedará anulado.






5. Ejercicio de rapidez : hay que vestirse en 5 minutos. Si tardamos más nos veremos obligadas a repetir el ejercicio 2 y 3.






6. Ejercicio de memoria. Requiere mucha concentración.¿ Lo llevamos todo ? El desayuno del mayor, la mochila del pequeño, la nota de la señorita, la comida del marido, mi desayuno, la chaqueta, el chandal, la bolsa de la piscina ¿qué hacían lo condones en el suelo?, nada, eso luego, el bolso, los móviles ...






7. Nos preparamos para salir. Este es un ejercicio de resistencia. No debemos mirar atrás, no estamos preparadas para ver como queda el comedor, todo estaba recogido, te has vestido en 4 minutos mientras ellos desayunaban, no les ha podido dar tiempo a desmontar nada, pero como hoy no tocan deportes de riesgo, pues eso, no nos arriesgamos. Andamos por el pasillo, llegamos al recibidor, preparamos a los niños ... No mires, no mires, lo vas a conseguir ...




8. Picamos el ascensor ... lo has conseguido, sí.




9. Y para final una contrareloj : tienes al pequeño en el carro, y el mayor dice " mami pipi ", todos está a punto, miras a tu alrededor, preparada, lista, ya ... abres la puerta, dejas el bolso en el suelo, cogen al niño, baja pantalon, haz pipi, sube pantalón, corres de vuelta ... UFFF lo conseguiste, el ascensor aun no ha llegado y el pequeño no ha llorado. Bien por ti.






Estos ejercicios equivalen a unas 300 calorías quemadas, sumar 100 por hijo añadido, y restar 75 si solo se tiene un hijo.






Y es que un día sin sonrisa, es un día perdido. Feliz fin de semana.

23 de octubre de 2008

Muchas cosas que contar ...


HISTORIA DE UNA SUPERACIÓN PERSONAL

Ufff, demasiadas cosas que contar y no sé por donde empezar. Venga, por los comentarios que me han dejado. Así a voz de pronto me han caido como el culo, un anónimo me pone que soy un poco immadura, y puede que sí, si ha leído de manera ocasional mi blog puede que de esta imagen, o puede que lo sea. Aunque si me permite este anómino ( me encantaría poder dirigirme a un nombre pero no tengo esa oportunidad ) más que un problema de immadurez, es un problema de inseguridad, por suerte o por desgracia ( en la vida nunca se sabe ) hay gente donde me incluyo con este problema, yo lo tengo, me cuesta superar la opinión de los demás, me cuesta convencerme que lo que hago está bien si alguien de mi alrededor duda, y por eso, algo tan "infantil" como ponerme un pañuelo en la cabeza me hace sentirme fuerte.



Y a ti Kitty, bueno, si lees mi blog tendrás más datos sobre mí, y sí, tienes razón, me doy mucho margen, me castigo poco ... es cierto, pero no soy una super mujer al 100 % . Me explico : me levanto a las 6 de la mañana, me arreglo en la medida que puedo, atiendo a mis hijos, a los dos de uno y tres años, los visto, les doy el desayuno y a las 7,30 los dejamos en casa de mis padres. Me voy a trabajar, trabajo con personas durante 8 horas al día, y a las 6 de la tarde llego a casa, baño a mis hijos, les damos de cenar, jugamos con ellos, les leemos cuentos y a las 8 con un poco de suerte duermen. Entonces : prepara la comida del día siguiente, prepara las dos mochilitas, los bocatas, el babero, la bata, los carros ... recoge la cocina, recoge la ropa, los platos, prepara la cena ... recoge. Y prepara el bibi, con un poco de suerte puedo ver un ratito la tele tranquilamente o bien conectarme al ordenador para hacer algun curso sobre literatura y así tener algo solo mío que no tenga que ver con marido, hijos, casa o trabajo. A las 11 o 12 otro biberón, a las 3 un vaso de leche, a las 5 otro bibi. Y a las 6 ... en planta. Fines de semana incluidos. No quiero decir con esto que me tienen que poner una medalla, no soy la única mujer en el mundo en esta situación, de hecho son consciente que hay peor que yo. En fin, lo que quiero decir que a este ritmo frenético donde los nervios son mi peor enemigo tengo que añadir mi adicción a la comida, mi baja autoestima y un ambiente agresivo en el trabajo. ¿ Qué no será tanto por ellas Kitty ? ¿No tendré yo algo que ver? Por supuesto, que durante mucho tiempo me han faltado cojones para pasar de lo que decían de mí. Que lo dicen. Claro que el problema es mío, pero eso no quita que sean unas rancias, que lo son. Unas aburridas, que lo son. Por eso quizás, después de 10 años ahí no tengo una buena amiga, ni un grupo, sin embargo todo el mundo habla conmigo y me entero de todo, voy por libre y he aprendido que a pesar de no tener nada en común con las 30 personas con las que convivo un montón de horas al día no me hace peor, sí diferente. Y ahora empiezo a florecer, a superar mi inseguridad, a ir con la cara alta. Me resulta admirable la gente que es muy segura de sí misma, enhorabuena, pero yo no lo soy y por ello esos logros a los que llamáis immadurez son para mí verdaderas victorias. Y hasta aquí puedo leer ...



Más cosas ... ah, sí. Que me he dado cuenta de algo muy importante. Nunca he triumfado en las dietas porque yo creía que tenía que llegar a un sitio, porque es tal la inseguridad que tengo que necesito hacer cosas y cerrar círculos y hacerlo bien, es como ir colgándome medallas para así sentirme más segura. Pero con la dieta no es así, hacía dieta, perdia quilos, y ya está, lo he conseguido y a otra cosa, y entonces lo recuperaba. Con este tratamiento estoy aprendiendo que si bien tengo que llegar a un peso, no es para llegar y ya está, sino para aprender a comer y seguir haciéndolo durante mucho mucho tiempo. No es algo que tenga un final, sino algo con lo que tengo que aprender a vivir. Han sido tantos, tantísimos los desordenes alimenticios que tengo, que he tenido que tengo que arreglar muchas cosas, y todas me cuestan esfuerzo. Pero ahí estoy, intentando coordinar mi vida personal, familiar y laboral sin volverme loca ¿alguna me entiende ? Lo digo porque las personas que conozco con balón no tienen hijos y eso es una gran diferencia, y las que conozco con hijos no trabajan, y eso es otra gran diferencia. Pero insisto, sé que no soy la única, pero eso no significa que yo tenga menos trabajo, o mas tiempo o menos cansancio.






Más, hoy quiero dedicar mi post a todo el equipo de CLINICA LONDRES y es que son grandes. hoy ( he cogido 300 gms ) me he sentido arropada, he sentido que les importaba, que querían hacer bien su trabajo, no es que no lo hicieran hasta ahora, es solo que hasta ahora no necesitaba especial atención porque más o menos iba tirando, pero ahora que estoy como estancada, que necesito un empujón, una ayuda ( que me la han dado ) allí estan ellos. Son estupendos, saben hacer bien su trabajo y cumplen. Hoy en día no todo el mundo funciona igual en el trabajo y encontrar gente tan eficiente es agradable, y cuando le tratan a uno mismo más todavía. Sí, igual que he recomendado el señor que me ayudó a dejar de fumar y que mucha gente lo ha conseguido yendo, lo mismo hago con este equipo de Calvet. Son estupendo.






Y hasta aquí hoy, es como si viviera mi vida al revés, porque lo que antes era desesperación ahora son ánimos. Hoy cuando me han ofrecido la ayuda, por un momento me he sentido fracasada, pero por primera vez en mi vida me he visto como soy, con mis limitaciones, con mis problemas y me he querido tal cual. Hasta ahora a la que fallaba me hundía porque una sensación de fracaso me dominaba, porque yo tenía que hacerlo todo bien, porque no podía fallar. Y resulta que sí que puedo fallar, y no pasa nada. Sí que es verdad que me doy muchos márgenes, pero por otro lado me exijo tanto, tanto, tanto que es por eso que cuando fallo me hundo. Y en realidad no son margenes, son autoengaños para no aceptar que me he equivocado .... otra vez.



Así que con la ayuda de mi médico, de mi nutricionista, de mi dietista ( sin sentirme como una perdedora por ello ) sigo adelante en esta mi andadura de aprender a comer y de vivir con un problema de adicción a la comida y de ansiedad.



Y qué coño : que crecí en un ambiente familiar muy duro lleno de problemas, que desde los 15 a los 25 años estuve trabajando en el negocio familiar para ayudar, que me saqué mis estudios en medio de gritos y peleas, que soy cumplidora en mi trabajo y la gente con la trato a diario está encantada conmigo, que soy una luchadora defendiendo mi familia, mi matrimonio, mis hijos, que cada mañana me levando y lucho contra lo que el mundo me da negativo y contra mí misma y lo que no me gusta de mí. Lo dicho, immadura no, immadura la persona anónima ( sea cual sea) que hace un comentario a partir de unas pocas lecturas, yo solo tengo un problema de inseguridad y digo solo porque gracias a Dios, he tenido la fortuna de encontrar a gente que me ayuda a superarlo. Y hay problemas que no tienen solucióno mal remedio.






¿ Sabéis lo que es bonito ?



Que mi hija se quede dormida a mi vera mientras yo le leía un cuento, ha sido la primera vez y eso sí que es hermoso.

Hasta aquí


He decidido salir de una vez. Me explico, cuando tienes tantas carencias y das un paso pequeño para ti es enorme hasta el punto de creer que está todo hecho. Ahora me estoy dando cuenta de que yo creía que estaba "refloreciendo", que ya lo había hecho. Pero no era así, era solo un pequeño paso en este camino que estoy comenzando. Y hoy doy un paso más : la ropa. Siempre me ha gustado llevar pañuelos en el pelo, vestidos de flores, ir muy "la casa de la pradera", o muy deportiva, en definitiva diferente. "un poner" que dicen en mi pueblo : mi maletín de trabajo es de la tous, el de ositos, el de colores. Aun estoy oyendo a la dependienta del corte inglés diciendo :

- Uy es que es muy llamativo, el negro es más elegante.

Y yo le decía :

-Sí pero es que yo soy así.


Y a veces tenía puntos por donde dejaba salir mi forma de ser. Hoy he dado un gran paso, he venido con un pañuelo en el pelo. Sé que mis compañeras me miran, y sé lo que piensan. ¿Y sabeis lo que os digo? QUE SE AGUANTEN. No he tenido que aguantar yo sus caras de rancias, su manera de vestir normal, y digo normal por no decir vulgar. A mí me gustan los colores, los bolsos llamativos, la ropa deportiva, los vestidos, los abrigos a lo "Andry Herbur", y ahora que puedo empezar a ponerme cosas me las voy a poner. Y me voy a pasar por donde yo les diga sus miradas, sus comentarios, sus pensamientos, que me da igual, que voy a vestirme con los complementos que me gusten. Joder, no van ellas con una cara de agrias que lo flipas, van de "Soy estupenda que lo flipas" y en realidad quieren decir " NECESITO UN POLVO QUE NO SABES" Anda y que se den una alegría en lugar de perder su tiempo en si llevo o no llevo pañuelos en el pelo. Me gustan y punto.

¿Sabeis de qué me he dado cuenta ? Que en casa me veo guapísima y cuando entro en el trabajo y me miro en el espejo me veo fea. Y no voy a permitir que una panda de estreñidas orgásmicas me condicionen de esta manera mi percepcion.

Y la paga extra de Navidad, después de los regalos de mis niños, me la voy a fundir en mí, en complementos, en zapatos bonitos, en ropa ...

Y mañana más complementos, así ya que no follan mis compañeras tendrán algo de lo que hablar.

22 de octubre de 2008

Mañana otra semana más


Hace unos años en un asignatura impartí un curso de teatro, fue muy divertido, y como los planes de estudio no permitieron seguir haciéndolo el año pasado propuse hacer una actividad extraescolar y ... me la han concedido. Llevo un mes con el grupo de teatro y lo cierto es que cada semana estoy más nerviosa. Por si ya no tuviera nervios por mi misma pues aquí hay más por si acaso me relajaba un poco. Al ser extraescolar temo que sea un fracaso, ya lo hice, lo mismo y todo triunfó, no es porque lo diga yo pero fue estupendo, quedó muy bien y los niños quedaron encantados. No tengo cursillos sobre el tema pero no sé, lo llevo en la sangre ( mi padre fue un actor en potencia pero mi abuelo no le permitió dedicarse a este mundo donde se estaba haciendo un sitio )La cuestión es que me pongo muy nerviosa y temo que no les guste y jolines, tengo que aprender a relajarme, no puedo vivir mi vida como si fuera una lucha continua y sin tregua, no puedo tener tantos frentes abiertos, el teatro tiene que ser divertido ( sino de qué si me pagan una mierda y menos ). La cuestión es que veo que tengo que relajarme. Ahora no paro de pensar en mañana, en que me peso, en otro posible ( y casi seguro ) estancamiento. Pero pienso que pase lo que pase mañana no puedo desesperarme, no puede ser determinante, es decir, voy aprendiendo a comer que es lo que importa ( hoy mi marido y mi hija han comido pescado rebozado y yo me he comido mi hamburguesa de pavo sin ni tan siquiera pensar en probarlo ) voy controlando mis impulsos, aunque alguno va quedando de vez en cuando, para qué engañar, voy cambiando mi "fondo de armario". Salen pastas y entra fruta, salen potajes y entran verduras a la plancha, salen fritos y entra plancha.


Soy consciente de que me repito mucho, de que parece que solo haya conseguido eso y que lo repita continuamente, y así es, pero es que es mucho. Para la gente como yo que lleva años comiendo de cualquier manera, lo que quiere, cuando quiere, conseguir cambiar los hábitos, no comer antes de sentarte en la mesa, saber qué elegir, no justificar tus atracones por lo que ha pasado ... todo esto no cambia en un día, ni en un mes, ni en dos ... requiere mucho tiempo y esfuerzo, requiere mucha paciencia. Porque como decía ayer, hay que combinar la vida de uno, el trabajo, la familia, los estados de animos, los problemas ... con tu vida alimenticia y eso requiere tiempo.

Así que mañana, pase lo que pase, seguiré adelante con la calma.

Eso sí, he decidido hacer los jueves de dieta líquida, me va muy bien y tengo que achuchar un poquito que si no ...

Bueno, mañana os cuento.

21 de octubre de 2008

Parece que sale el sol


Queridos exgordonautas :

En 10 minutos empiezo la clase, solo era para decir que parece que empiezo a aprender a vivir con mi problema, sin desistir y compaginando mi vida, mi dieta, mi intento de ejercicio, porque sí, voy muy lenta pero ... ¿ quién a dicho que tenga prisa? Empiezo a no desesperarme al llevar este ritmo y eso es muy gratificante. Ver como pasa el tiempo y voy avanzando, al menos hoy ... me hace ver el sol.

Me piro vampiro ( a quien se le diga a mi edad diciendo estas cosas ... sí, veo Fisica y química )

20 de octubre de 2008

Mal empieza la semana

Hoy me he levantado con más nervios que otra cosa y eso que de sueño tengo un rato largo. No sabía porqué estaba nerviosa y de pronto, yendo en la moto al trabajo me he dado cuenta : voy al trabajo donde mi superior cree que me escaqueo siempre que puedo y no cumplo con mi trabajo ( así me lo hizo saber el otro día, a las 8 de la mañana, cuando yo estaba allí para atender a unos padres que no pueden venir a las 10, y yo entraba a las 9, así que ved el escaqueo que tengo, no te jode ) y unos padres han conseguido hacerme culpable de las campanas de su hija. Sé que hago bien mi trabajo, que coño, lo hago muy bien, pero también sé que mis compañeros no tendrán ningún inconveniente en darme la espalda, en alejarse más de mi si cabe para evitar problemas. Y es normal. De boquilla todo está muy bien " sí, en el equipo todos te apoyamos", pero yo sé que no es así. Y empiezo a entender que es lo normal. A veces creo que Dios me ha puesto rodeada de hostilidad para que me espabile, porque no me puedo creer que lo haya hecho para joderme. Dios no hace esas cosas ( sí, soy creyente ). Nunca me ha faltado de nada, nunca. En casa han habido problemas como en todas las familias, pero he estado atendida. El problema es que yo he necesitado mucho, mucho y mucho. Y más detalles, pero lo que yo he necesitado, lo que necesito no es normal para el resto del mundo, es tan raro que ni siquiera se lo plantean. Por eso en el trabajo lo paso tan mal. Que no se den cuenta de mi perdida de peso es porque no se fijan en mí, nadie. Tiene que pasar un mes cruzándonos para que un día se les encienda la luz y plas, ahí tienes el comentario. Pero fue casualidad, ya os lo conté.
Pero hoy, hoy no podía empezar la semana más humillada.
7:50 de la mañana, sala de reunión, los compañeros van llegando, me he cortado el pelo, una cambio radical, y se nota, lo cierto es que venía preparada para que nadie se diera cuenta, pero siempre pasa algo que no esperas, y que duele más si cabe. Y sí, sé que son tonterías pero a mí me afectan. En la cola de la sensibilidad ( como dice Mireia, un beso desde aquí guapa ) yo debí llevarme tonelada y media. En fin, que estamos ahí, yo con mi corte nuevo ( me explico, yo tengo el pelo liso, en verano me lo ricé pero me da mucha faena todos los días con la espuma y demás, así que el sábado me fui a mi peluquero y le dije que me cortara corto corto, necesitaba hacer algo valiente, y así lo hizo, pero no tan corto como yo quería, la cuestión es que me ha quedado corto y rizado, pero ya lo tenía rizado solo que en melena desde el verano, os cuento esto para que entendáis lo que ha pasado )
La cuestión es que estoy en la sala de reuniones y viene una compañera :
- Anda que cambio tan radical.
- Sí, hay veces que hay que cambiar.
Y me dice
- Pero ¿ el rizado es tuyo o es liso ?
- Laura, lo llevaba rizado desde verano, ahora solo me lo he cortado.
Joder, ni se había fijado que tenía rizado el pelo, y nos vemos cada día desde hace dos meses, que coincidimos en el ascensor joder. Se ha quedado blanca sin saber que decir, yo he decidido ponerselo fácil y he cogido mis cosas y me he ido sin darle importancia. Y sí, sé de nuevo que el mundo es así, pero es que a mí me hace daño, me duele estar rodeada de tanta indiferencia. La gente solo me escucha cuando me quejo de algo y no para consolarme sino para tener información y prevenirse por si vienen ostias y no les pillen desprevenidos.
En fin, que ahora solo tengo ganas de llorar, y no entiendo porqué ; mi trabajo en las aulas me apasiona, mis hijos son estupendos, mi marido me quiere y me respeta y está siendo más que perfecto en todo ( gracias por intentarlo más y mejor), mis padres nos ayudan , mi hermana siempre está por ahí, tenemos amigos con los que salir al parque o a comer por ahí y pasarlo bien ... sin embargo, tanta hostilidad por muy normal que sea eso no hace que me duela menos. Lo lamento, lamento ser como soy, ojalá fuera más fuerte y tuviera la capacidad de pasar de todo esto, pero no lo soy y me dejo amedrendar por personas que no me merecen ningún respeto, como es una persona que no quiere conocer a sus trabajadores porque le es más fácil hacer caso de lo que le han dicho sus colegas y como son dos padres que para no ver los problemas de su hija cargan contra mí, y se aprovechan de mi necesidad de trabajo para salirse con la suya : la última es que tengo que llamar en un mes o así y decirle a los padres " su hija se porta muy bien " vamos, ¿que tengo que llamar para decir que no hace campanas y que que feliz estoy por eso?. Pues nada, coge Melora tu dignidad y se la envías también. Vaya mierda.

19 de octubre de 2008

Por fin acabó la semana


Desde ya el miércoles estaba deseando que esta semana acabara, y es que nos ha pasado de todo y ya no podía más: nos hemos quedado sin línea de teléfono por un problema de la compañía que no solventa; por más errores del banco no tenemos ninguna visa lo que a la hora de organizarnos tema económico es un problema (el miércoles con la compra hecha en el mercadona cuando voy a pagar me doy cuenta que no tengo la tarjeta de debito ) ; he tenido problemas con padres que se niegan a ver que tienen hijos problemáticos hasta el punto de culparme a mí de sus problemas ( debe ser que yo obligo a las niñas a hacer campana y mala suerte mía que las pillo ) el móvil donde tengo los teléfonos de la gente a la que necesitaba llamar estaba sin batería, y el que tenía batería no tenía saldo ( definitivamente nos vamos a hacer de contrato ), mi nuevo jefe a decidido ponernos a todos firmes y para cortarle la cabeza a dos o tres y como no sabe quienes son y asegurarse que lo hace nos ha cortado la cabeza a todos, y yo que otra cosa no seré pero trabajadora lo soy un rato, me dolió que me tildara de poco trabajadora, y de intentar escaquearme cuando puedo. Hasta el punto de salir llorando del despacho ... para rematar el viernes vamos a ver "El niño del pijama a rallas" en qué momento, salí llorando del cine, pero también me tiré llorando la mitad de la película ( no tenía ni idea de qué iva y en qué momento ) Y bueno, el fin de semana ha transcurrido tratando de descansar porque los peques han pasado muy malas noches, entre llantos, momentos de insomnio y mi sensación de fracaso y deseos de llorar porque la situación se superaba, a pesar de la ayuda mi marido y padre de las criaturas es demasiado, hay momentos desesperantes. Y todo ha repercutido en la comida evidentemente. y la cuestión es que no es que me pase, aunque alguna vez la desiria me lleve a comer alguna chuche de mi peque, pero no lo hago perfecto, lo hago para un mantenimiento y a veces pienso que he aprendido tarde, aunque por otro lado nunca es tarde para nada. En fin, mañana aunque creí que nunca lo diría : bendito lunes.

17 de octubre de 2008

Lo sabía, lo sabía


En fin, que como nadie se conoce más que una misma acerté. Ni un solo gramo, clavaito a la semana pasada, pero ... me compré los zapatos. Porque lo hice bien. Un poco desanimada estoy y muy muy muy agotada también. Y lo cierto es que mi médico ( Gracias Jordi C. ) es capaz de hacerme cambiar de opinión sin saberlo. Me explico, cuando voy a verlo voy con ganas de decirle que necesito descansar, que voy a estar dos semana sin venir, que no puedo más ... sin embargo después de escuchar sus historias, sus consejos, sus comentarios tengo ganas de seguir ahí intentándolo, de seguir continuando con mi esfuerzo. Y aunque ayer fui mala, sí lo fui, a conciencia. Lo siento. Hoy he decidido volver a hacerlo todo perfecto, bien.

Hoy desayuno :

- Fruta, bocadillín y cola.

Comeré (ya os lo digo ) una berenjena a la plancha y pescadito.


Y el resto del día pues lo que me toca, como dice Jordi sin salirse del guión, en fin que ahí van mi caminito de la semana esperando a que dentro de poco despegue. Sin prisa pero sin pausa.

16 de octubre de 2008

Lo sé

Sé que hoy no voy a perder peso, lo noto. Mi cuerpo es el mismo, estas cosas las mujeres lo sabemos. Esta semana he sido constante y lo he hecho bien. He sido consciente de lo que comía y de lo que puedo o no comer. No me he dado atracones. He tenido comida en casa : chuches, chocolate, caramelos, patatas, pipas, palomitas ... mis hijos con niños y como tal de vez en cuando les doy alguna golosina y por eso las tengo. He hecho comida como pasta o fritos y no los he probado. He comido purés, carne a la plancha, setas ... he comido lo que tengo que comer, lo que tenía que haber comido ya hace mucho tiempo. A veces pienso que si esto lo hubiera hecho antes las cosas serían diferentes, pero no lo hice y ya da igual. Lo único es que tengo que comer menos, quizás quitarme el pan, comer menos cantidad todavía ... no lo sé. No estoy triste ni de bajón por no haber perdido peso, pero sí por lo que veo, pues la realidad me va a exigir más esfuerzo todavía. Y os puedo decir que a 16 de octubre me cuesta horrores levantarme después de un biberó a las 12, otro a las 4, un "mami ven" a las cinco ... Cada vez es más agotador, en fin, qué le vamos a hacer. Las realidades cambian y si yo quiero avanzar tengo que cambiar también. No hay que desvanecer en el intento, sé que tengo que estar toda la vida luchando. Ahora me acuerdo mucho de cuando me quise sacar el carnet de moto grande, nunca había llevado una moto, nunca, y cuando la cogí la primera vez tardé como 10 prácticas en pasar los primero conos, me caía, me recaía y me volvía a caer, pero me levantaba, me levantaba y me levantaba otra vez, hasta que los pasé. Unas cosas requieren más tiempo y otras menos, solo hay que ser realista y no desvanecer. Trataré de llegar a los 79,9 en Navidad, se lo pediremos a los reyes. Ahí estamos. En cuando vaya al médico colgaré mi repetitivo peso, espero no haber cogio, jopeta...

12 de octubre de 2008

Tropezando con la realidad


¿Y si os digo que es el primer día en mucho tiempo que hago la dieta completa? Quitando los lunes de dieta líquida no ha habido un día que haya hecho la dieta perfecta, es así. Me cuesta, me cuesta mucho y es por eso que voy tan lenta. Pero sé que esta semana es determinante, después de tanto tiempo en la montaña rusa esta semana determinará el resto de mi tiempo con el balón. Me explico, si de esta no salgo, si esta semana no cumplo sé que me voy a hundir. Y no debo permitirmelo, porque lo peor de todo es que no me voy a hundir porque no quiero, eso hubiera pasado antes, pero me será muy muy difícil seguir luchando. La razón es simple, no hay otra opción, no hay otra salida y es lo que estoy empezando a comprender. Soy muy fantasiosa y niña en algunos aspectos y creo que muchas veces espero que sin que haga nada consiga lo que quiero. Y como el sacrificio lo llevo de aquella manera pues es lo que me pasa. Hoy he desayunado un biquini y una coca zero. He comido unos mejillones con cebollita y tomate y nos 70 gms de jamón serrano, y he merendado más jamón serrano con unos palitos. Así que he decidido que ya había comido bastante y que esta semana cenaría ligero, un zumo, un meritene, o un par de yogures, pero estoy empezando a darme cuenta de que si no hago estos sacrificios no conseguiré nunca perder peso. Estoy muy contenta porque cuando salgo a ese mundo lleno de tentaciones sé lo que debo comer; el viernes comí fuera -entrecot pequeñito y revuelto de setas a la plancha - y el sábado también -pollo a la plancha y champiñones a la plancha - y saber elegir es algo que he aprendido durante estos meses, es algo habitual en mí y estoy muy contenta, o como los desayunos, normalmente los fines de semana vamos a desayunar a una panadería muy acogedora, mi marido come crusan, mi hija donut de chocolate, yo no paso de un biquini con cola o zumo de naranja natural y eso me hace muy estable. Hoy me ha costado mucho no comer un poquito de crusa, nunca me había tentado pero hoy sí, sin embargo sabía que eso determinaría mi día y así ha sido. La panadera que es encantadora le ha regalado chuches a mi hija, y a pesar de estar todo el día delante mío no las he probado, ni he comido patatas que le he puesto a mi marido para mañana, ni he comido nada desde la merienda como me he propuesto. Ahora cenaré un yogur y tres galletas maria que me ponen en la dieta. Estoy contenta porque sé que he empezado algo nuevo, algo que me funcionará y de lo que no puedo fallar. Es simple, tengo que esforzarme un poco más. Durante esta semana además de mi lunes de líquida que me va de vicio, cenaré ligero, espero que sea el empujón que me falta para llegar de una vez al 85, aunque sea 85, 9 y seguir con ánimo un camino que no quiero dejar de andar. Voy dando pasos a veces grandes y la mayoría pequeñitos, pero la realidad es que tengo muchas cosas que cambiar, demasiadas y poco a poco, aunque me cueste lo voy consiguiendo. Feliz semana.

9 de octubre de 2008

Y es que es agotador


Durante mucho tiempo cuando hacía dieta, al poco tiempo o cuando ya había perdido lo que consideraba que era lo que tenía que perder o en algún momento pasaba de todo. Me cansaba, me agotaba y lo dejaba, a medias o mas cerca o lejos de la meta, pero quería dejarlo y lo hacía. Ahora es diferente, no me pregunteis porqué, pero ahora estoy agotada, cansada, triste porque voy tomando conciencia de que siempre será así, a veces desesperada, pero ... no quiero dejarlo. Y esa es la putada. Porque aunque este desfallecida, aunque a veces tenga la necesidad de engañarme pensando que me merezco unas chocolatinas como hoy, o unas patatonas ... que lo hago, decir que no sería mentir ... no quiero dejarlo, no me llego a abandonar del todo, por muy dispersa que esté mis lunes de dieta me recuerdan el sacrificio que tengo que hacer de por vida. Es contradictorio ¿verdad? no quiero hacerlo pero no quiero dejarlo, me pone de mal humor hacer dieta pero peor si no la hago... En definitiva, que es un churro. Y en días como estos me pongo de un rabioso, de una mania, pero como no hay otra pues para adelante.

Y es que a veces necesito descansar, de algo, de mis hijos evidentemente no puedo, ni quiero; del trabajo tampoco puedo, hay que trabajar; de la casa, claro, hay que preparar la comida, la ropa, la plancha, y eso que cuento con el padre de las criaturas y esposo que ha decidido volver a nosotros por fin de una manera seria y responsable ( gracias mi vida, cuidate mucho y siempre ) ; vamos, que necesito descansar de algo y lo hago de la dieta. Pero ahora que le estoy dando forma a mis pensamientos creo que tengo que buscarme un rato para descansar de todo sin centrarme en la comida ¿no os parece?.

En fin, que ha caido un quilo, ¿contenta? Hace unos 7 años que no pesaba 86,5 y aunque me cueste, aunque sea lenta, aunque tenga recaidas, lo mas importante para mí es que sigo ahí, sigo insistiendo, nunca había insistido tanto en algo. Y lo lamento, aunque sea lenta, aunque penseis "ui esas chocolatinas", aunque algunos creais que puedo ser una fracasada que avanza dos pasos y retrocede tres, aunque creais que tengo que dejar de sobrevivir para empezar a vivir ... Estoy ahí y estoy viva y voy consiguiendo lo que quiero.

Venga, a cuidarse, nos vemos.

8 de octubre de 2008

Tiempo para mí, eso es lo que me hace falta


No hay nada que no traiga cosas buenas, por muy dificil que parezca, o quizás sea mi necesidad de hacer leña del árbol caído, o de tener fe en Dios y creer que aprieta pero no ahoga, o ser del pensamiento "si sucede conviene". Y es que desde luego, con la cantidad de refranes, sabiduria popular y religiones que hay, el que no se consuela es porque no quiere.

A lo que voy, que tengo el cólico este que me rabia de dolor como no me dope, y es que voy grogi todo el día. Sin embargo, el hecho de estar de baja y tener todo el tiempo del mundo para mí me ha hecho darme cuenta que es lo que me hace falta.

Un día normal es : levantarme a las 6 de la mañana, arreglarme ( en la medida en que pueda ) preparar a los niños, desayunar y a casa de mis padres, 8 de la mañana dando clases, hasta las 5,30. A las 6 empiezo baño con uno, con la otra, cenas ... y cuando acaba el día solo me apetece sentarme un rato al ordenador a navegar o ver una de estas series tontas que me desconectan del mundo hasta que uno de mis hijos me reclama y ahí estoy. No es por dar lástima, sé que no soy la única que vive así, ni la primera ni la última, y no voy de madre coraje, es solo que hoy me he dado cuenta de que llevar tantas cosas a la vez hacen que me deje en último lugar y me cueste más centrarme. Ayer mi menú fue muy acertado, hoy he desayunado un biquini y zumo de naranja natural y he comido guirgolas (sí, setas otra vez, y es que me encantan) solo eso. Al desayunar bien he considerado que era suficiente. Tener tiempo para mí me hace pensar de manera clara lo que necesito y me veía haciendome la comida y gozando de saber lo que necesito. Normalmente vivo con una niebla en mi cabeza o un cúmulo de cosas que no me permiten llegar a lo que yo necesito. Y es mi vida, la que he elegido yo, y lo que está claro es que tengo que hacer un esfuerzo para llegar a mí y cuidarme como cuando no tengo nada que hacer. Y es que nunca lo hubiera dicho, pero estos dos días estoy disfrutando de la soledad y el silencio.

7 de octubre de 2008

Aprendiendo lo que es la lucha


Hay momentos tristes, porque lo que crees que son acciones dignas de reconocimiento te das cuenta de que ya no es así. Me explico , hoy como estaba malita pues me he quedado en casa, y mi madre me ha mandado canelones caseros (digo que me ha mandado porque me los trae mi señor padre ) pues bien, aun teniendo los canelones me he hecho de comer pollo a la plancha y guirgolas, osea, setas. Un plato perfecto, de postre un plátano. Y yo super contenta y emocionada porque no me he autoengañado " que si estoy malita", no me he dado margen y esas cosas. Y entonces me he dado cuenta y seamos realistas que llevo cuatro meses de tratamiento y que esto ya no tenía que ser una victoria sino algo normal. Llevo un paso muy muy lento, me aferro a que estoy aprendiendo y es la primera vez en mi vida pero me he dado cuenta de que debo dar la importancia justa a las cosas para no perder la perspectiva. Cierto es que de hábitos no tenía ninguno, y que hay mucho trabajo qué hacer, pero ... ¿me voy a pasar la vida así? Pues sí, la respuesta es que sí.

Ya está muy dicho, pero los que tenemos este problema no hay otra, es una batalla continuada, y a veces es agotador realmente, qué os voy a contar ... en fin, que como de esta no me baje de los 96 no se qué va a pasar , empiezo a estar cansada.

6 de octubre de 2008

Y con todos ustedes ... el cólico nefrítico otra vez


Pues sí, pues va a resultar que mis dolores no eran los de la semana esa de nosotras las mujeres ( ya me parecía a mí demasiado fuertes ), y cuando me he querido dar cuenta no podía casi ni llevar la moto del dolor, cuando he decidido recoger del trabajo e irme a casa. Es exagerado el dolor, quien lo haya pasado sabrá que lo único que quiere es drogarse para dejar de sufrir, es tremendo, dicen que como un parto. Lo míos son cesáreas así que un parto no lo sé, lo que sé es que es con lo único que lloro de dolor. He llegado a casa, he llamado al médico, y como ya tienen mi historial pues ni han venido, solo ha tenido que ir mi marido a por la medicación y la baja para una semana . Así, con baja y todo y es que esto duele que alucinas. Sé que ya lo he dicho pero es que es demasiado. La cuestión es que esta vez me ha dado menos fuerte que en verano y con la medicación se puede llevar. Así que mañana me iré a ver a mi super médico y le diré que me de el alta y una cinco o seis cajas más de nolotil ... Y es que la verdad es que no me sabe mal faltar a trabajar cuando estoy muy jodida ; costipados, dolores , gastrointeritis ... pero faltar mucho me sabe fatal, si puedo estar trabajando aunque esté medio grogi pues bueno, lo estoy y ya está, pero voy que si no, no sé, me sabe mal. Sí soy así de gilipollas.

Y para rematar es lunes, y ... qué significa eso? Sí, lunes de dieta líquida. Y aunque he buscado cien mil razones para dejarla pues estaba malita, mi amigüita Chati, gracias preciosa, me ha recomendado seguir con la dieta y lo cierto es que conseguirlo es estupendo, aunque son las diez y deseo que ya amanezca porque jo, cuesta un montón, pero aún así lo estoy consiguiendo. La verdad es que la dieta líquida es como tener un sitio a donde volver, es decir, puede pasar que por lo que sea me lleve 6 días haciendo el ganso pero el lunes es como si me recordara continuamente que tengo que cuidarme especialmente debido a mi obesidad. Y a pesar de que me cuesta, y hoy especialmente pues la sensación de conseguirlo no tiene precio. Así que :


Melora con cólico nefrítico 1 - Dieta líquida en casa ( que es mas duro si cabe) 0



Así que no sé como irá la cosa esta semana, me temo que no muy bien pues con la medicacion, nolotiles, buscapinas y otros varios ya se sabe que eso dificulta perder peso, pero que me da igual que si tengo que hacerlo mas severo lo hago, pero joder, tengo que dejar el 7 de una puñetera vez, y el 6 si me apuras también, joder, otra vez.

Ta mañanita.

3 de octubre de 2008

¿Comedora compulsiva? No, compulsiva a secas

NO SON ESTOS, PERO SÍ, SERÍA CAPAZ DE LLEVARLOS, ME ENCANTAN LAS FLORES
Y es que es así, no tengo problemas de ansiedad con la comida, tengo problemas de ansiedad y punto. Por alguna extraña razón tengo la necesidad de saciarme de cosas, tengo una vida plena, de todo, cierto es, pero plena y aun así necesito comer, comprar ... vamos hartarme. Es curiososo, es como si en mí hubiera un vacio, que necesitara llenar. Hoy me he dado cuenta que hasta que no aprenda a vivir con ese vacio no dejaré de ser compulsiva. Todo me provoca un ansiedad tremenda y no la se controlar.

La mañana ha estado bien, he estado en un centro comercial, he paseado, he gozado de mi tiempo, de mí misma, sin prisa, paseo para un lado, paseo para otro. Y solo comprando aquello que hace falta, unas zapatillas para los peques, unas braguitas con una camiseta y he recogido unas fotos. Y sí :


YA SOY CLIENTA OFICILA DE H&M


Y no porque haya comprado nada, simplemente porque me vale su ropa, y no cualquier ropa, no camisetas sino la 46 de los pantalones. Gualaaaa eso sí es una pasada y no la bruja de esta mañana.


Y me he probado los zapatos, 135 € de zapatos, unos camper, pero que chulos, que bien me quedan que pasada, cuando hicieron el número 38 se inspiraron en mí. Y la chaqueta de la que os hablé, ohhh, que bonita, que preciosa. Me la iba a comprar, me he montado mil historias en un momento sobre que me la podía comprar ya, que si perdia peso y luego no había? Pues me fastidio, haberlo perdido ya, me he dicho. Vamos que tengo que pesar 85 clavados y comprarme las dos cosas, el jueves son míos. Zapatos y chaqueta, ya veréis.


Venga, ahora sí, buen fin de semana

Y sí, yo también me pregunto cuando me dará el bajón. Y no, no aparto nada de mi vida, es solo que necesito descansar un poco y desintoxicarme.

2 de octubre de 2008

Jolí, que ahora que lo veo en un mes he perdido 1,200 joder.
Bueno, no pasa nada.
Solo ha sido un mes malo.
Octubre será mejor.

800 gms de más, a qué no parecen una victoria?


Pues lo son, bien sabe Dios que lo son. ¿Por qué? Porque puede que no forme parte de las estadísticas, 15 quilos en 4 meses, puede que tuviera que haber perdido 20 quilos. Pero a nivel personal estoy hecha una máquina. Porque he aprendido este fin de semana cosas muy importantes, a saber :

- Que un donut se come para consolarse, ni mimo, mi sentirse querida, ni tonterías, ni mentirijillas... un donut es grasa, y punto.

- Que un donut no es un donut es la puerta de la perdición, del camino sin final, del saco sin fondo.

- Que las galletas de dieta de chocolate viven en familia, y nunca, nunca, nunca comerás solo una, jamás. Y Melora, no son de dieta, que no joder. 1 sí, una caja no.


Más cosas, que me subí en la montaña rusa, que iba sin parar, pero conseguí frenar. Y el lunes me puse ahí, e hice mi dieta líquida, y lo conseguí, claro que sí. Y ayer hice dieta normal. Y hoy me he tomado mi zumito, mis yogures. Y he comido :

- crema de zanahoria con parmesano (muy poquito)

- mero a la plancha

- una fruta

Ole por mí.


Que voy lenta? vale . Que tengo altibajos ? Vale tambien. Pero qué gano lastimándome ? qué gano creyendo que nunca voy a conseguirlo ? No comprarme jamas los zapatos. Vale, la chaqueta claro no me la compro. Pero cae el jueves que viene, palabrita del niño Jesús. Y los zapatos. umm esos ya te digo yo que también. Aunque no voy a crearme espectativas. Solo voy a comer bien, y con ello a cuidarme. Porque me he descuidado demasiado tiempo. Sí señor, no pasa nada. Que me escudo en la euforia para salir adelante ? vale, pero salgo. En fin, que esta semana he decidido que nada ni nadie se interponga entre mi chaqueta y mis zapatos y yo.

Un nuevo día, una nueva sonrisa


Hay veces en la vida en que las cosas se tuercen, pero al día siguiente pueden enderezarse, yo no pido a mi virgencita no tener problemas, que mi vida sea feliz... me basta con tener cada día ilusión, fuerza y deseos para enderezar el camino que haga falta. Se come el mundo el que tiene fuerza y ganas, y ahí estoy yo.


Insisto, fui a perder peso y estoy encontrando mi vida. No me canso de decirlo. Me sigue llamando también la atención la necesidad de comida para paliar los nervios. No sé, es extraño porque no cambia en nada mi vida, ni mi estado de ánimo, y la relajación es mímina pues en seguida me agobio más por haber comido, y es ahora, que creo que lo comprendo que puedo empezar a controlarlo. Ayer se me fue la mano, y luego tengo médico, y con los antecedentes de este finde, aunque he sido buena y me he recuperado enseguida a nivel alimenticio, todo pasa factura. Lo cierto es que me iba a inventar cualquier excusa para no ir, pero jolines, debo hacerlo, debo hacer frente a lo que hay, a mi vida, no puedo esconderme, no solucionaré nada, pero por otro lado, si he cogido peso, eso me hundirá, lo sé. Y jolines. Llevo un mes que no levanto cabeza. Así que esta vez he decidido centrar en vida en dos cosas : mis obligaciones (trabajo e hijos) y yo. Yo, yo, yo y yo. Y cuando deje de cuidarme yo, lo haré un poquito más. Necesito descansar, necesito respirar, necesito aire. Y he decidido hacer lo que me apetezca y necesite, porque me quedan apenas 3 meses de balón y tengo que aprovecharlo. Porque luego me arrepentiré y ahora estoy a tiempo de hacerlo bien. Solo tengo que empezar a verme. Hace demasiado tiempo que no me veo. Y eso se ha acabado. Así que he decidido comprarme la chaqueta de los 86 que me gané la semana pasada, pero solo si no he recuperado claro. Y si veo el 85... ui,eso es ciencia ficción. Pero no pasa nada, si no es hoy, será la semana que viene. Es solo cuestión de tiempo, de tiempo y de querer verme. Luego os cuento. Besos.

Clock

Archivo del blog