Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

30 de septiembre de 2008

Vaya con el día de hoy.


Y es que es lo que pasa, sorprendentemente me he levantado sin hambre, me encanta haber sobrevivido a una dieta líquida porque luego es como si el cuerpo funcionara como más fino, como mejor. En fin, que he desayunado el bocata y como hoy por cuestiones de trabajo no he podido ir a comer a casa he comido unas galletas de dieta y piña en su jugo. Y lo cierto es que no tengo hambre pero me tono débil, como sin vitaminas, y es que creo que es normal. Esta noche cenaré bien, alimento vamos.

Por otro lado ayer no me di cuenta pero no tomé ni una cocacola en todo el día. Lo mejor es que fue sin premeditar, simplemente pasó y eso es muy gustoso. Tomé pues eso, zumos, puré ... Vamos, que genial. El jueves voy al médico y no sé si habré perdido, pero solo encauzando mi vida y centrándome en hacerlo bien y no en lamentarme de lo mal que lo había hecho soy feliz. Cada uno con sus pequeños logros, yo con lo míos. Os invito a que hagáis una lista de los vuestros.

29 de septiembre de 2008

Melora 1 - Dieta sólida 0


Y después del atracón la penitencia, eso sí ¿recordáis que dije que un día de penitencia por un día de sobredosis? Bueno, pues eso va a ser que no. Las cosas pasan, se hacen cosas, pero no hay que flagelarse por ello. Así que me aferro a mi rutina para seguir adelante y esa era la de la dieta líquida de los lunes. La empecé a hacer para desincharme del fin de semana, para compensar porque siempre me pasaba algo. Sin embargo ahora ha cogido otro significado. Es una cuestión de sacrificio y entrega. Entrega a mí. Y lo cierto es que me va fantástico :

desayuno un actimel y un zumo

almuerzo otro zumo

comida pure de verduras y yogur

merienda zumo

cena pure de verduras, yogur y zumo

No son las calorías que he comido o no, es que me lo propongo y lo consigo y eso me hace sentir grande, muy grande. Controlar algo por insignifcante que parezca me permite volver a la realidad. Y ahora no tengo la sensacion de victoria que he tenido en otras ocasiones, pero me basta con verme estable, tranquila, aferrada a una mísera dieta líquida. Necesito estar haciendo algo estable en mi vida, porque estos ataques de ansiedad me están matando. Pero bueno, poco a poco todo se pondrá en su sitio, poco a poco iremos avanzando y dando clalidad a nuestras vidas, poco a poco todo irá mejorando. De momento, bien por mi dieta líquida.

28 de septiembre de 2008

Feliz semana

Para los que aparecéis por aquí en lunes deciros que al menos tendréis que pedir una hora en el curro para leer el fin de semana que llevo, al menos 7 u 8 post. Lo lamento, hay veces que uno necesita echar bilis, y yo tenía demasiada. Pero no pasa nada, hoy empieza una nueva semana, un nuevo día, nuevos momentos para hacer bien las cosas y mejor. Nos vemos.

En la montaña rusa ..




Ahora mismo estoy aqui por vuestros comentarios, a lo largo de toda la mañana he comido dos crusanes, un kinder bueno, un donut de chocolate, un cruasan de jamon y queso, carne empanada, croquetas, dos bolsas de chuches ... me siento gorda, pesada, acabada ... No sé como para esto, no tengo ni idea, me propongo una y otra vez cosas, propositos, fines y al momento me lo cargo. Me encuentro mal por dentro y por fuera. Y como, como y como ¿para qué? para sentirme peor? para saber porqué me siento mal? Esto se acaba, se acaba y me resisto a aceptarlo. No tengo fuerzas para nada, no paro de ir de casa de mis padres a mi casa a descansar porque estar con los niños y jugar con ellos y hacerlos reir me reconforta pero me supone un esfuerzo sobrehumano. Sé que todo esto pasará, que llegará un día en que me leeré y pensaré que fui una pesada, lo que he sido siempre, pero no soy mala persona, sí, a lo mejor soy especial, tengo mis cosas, pero no soy mala. La forma en que todo esto acaba, el desdén, el sentimiento de culpa, la falta de diálogo ... ¿sabéis una cosa? Cuando estábamos bien todo era perfecto, sin embargo, cuando estábamos mal todo era un desastre. Todo lo mirábamos y vivíamos de manera muy radical. Y hablo en pasado porque después de un último intento ( sí, me equivoqué, pero todos nos equivocamos incluido tú y yo siempre te he perdonado ) me lo ha dejado muy claro. Esta vez ni siquiera voy a contestar a su correo, dejaré que sea el el que diga la última palabra, para qué más. Tengo que ir simplificando las cosas para que me resulte menos difícil. Quiero dejar de pensar en lo que ha pasado pero no puedo, ¿Incompatibilidad de caracteres? no, nos llevamos muy bien, entendemos la vida de la misma manera; ¿problemas economicos o se salud ? ni uno, a Dios gracias ; ¿ problemas con las familias políticas? Hace tiempo que no . ¿ Entonces ? Entonces creo que a mí me van demasiado los toques románticos y empalagosos y a él demasiado las faldas y la buena vida. Y parece que no hemos tenido tiempo para todo.

¿Que tendrá la comida?


Qué tendrá la comida que nos hartamos a comerla cuando estamos jodidos, no tengo ni idea, lo que me parece es que sabemos que no nos conviene, bueno, perdonar, es lo que me pasa a mí. Me he dado cuenta de que comiendo me siento mal, me hago daño, me hago cosas que no me convienen. Y así me hago mal. Porque siento rabia, siento que me he equivocado y necesito castigarme. Hubo un tiempo en que arañaba, me cortaba, me daba golpes. Y lo hacía con una doble intención, hacerme daño, castigarme y llamar su atención, que él los viera, pero nunca los veía. Y no es su culpa, es la mía. Me siento tan poca cosa, tan miserable que tengo la sensación de que todo lo que hago lo hago mal, y en parte así es. Todo esto, no es que eche la culpa a nadie, o que yo se la culpable. Es como lo he llevado, quería que se fuera, y hablé, hablé y hablé, hasta que me dijo que sí, que vale, que se iba. Hoy me he dado cuenta de que quizás no sea la solución. He pensado que quizás si cada uno se hace cargo de lo suyo y compartimos piso, será la opción menos agresiva. Y quizás el tiempo nos ayude... ¿veis como tengo la verdad absoluta? El viernes creía que era lo mejor, estaba tan convencida que arrollé con mi verdad y ahora veo que no es lo mejor. ¿es normal esto que me pasa? Porque ya no lo sé. Porque no tengo ni idea de cómo llevarlo, tan pronto me hundo como que me siento culpable como que ... Ayer cené dos san jacobos y otro kinder bueno, hoy he desayunado un trozo de pan y dos galletas de dieta. He tirado un donut a la papelera porque me veia incapaz de llegar con el a casa de mis padres sin comermelo. Hago cosas y luego no las recuerdo. La cuestión es que miraba el donut, y sabia que eso no iba a cambiar mi vida, sin embargo no podía evitar pensar en comermelo. Por eso lo he tenido que tirar. Quizás sea una minivictoria. Aunque haya comido pan y dos galletas de dieta. Aun estoy a tiempo de hacerlo bien, pues tampoco lo he hecho tan mal. Comeré puré, merendaré yogur y cenaré puré. ¿Lo haré bien esta vez? Hay tan pocas cosas que hago bien...

26 de septiembre de 2008

Sorpresa!!! Alguien se ha dado cuenta !!!!


¿ Recordáis que os dije que nadie me había dicho nada en el trabajo ? ¿ Solo mi jefa ? Pues bien, hoy ha ocurrido un milagro. No os lo podéis ni imaginar. Me han dicho "Oye , estás más delgada" Sí, ¿ a que parece mentira ? Venga que os explico la situación :


Yo que voy por un pasillo ancho, esta compañera que viene por el mismo pasillo de cara, y cuando nos vamos a cruzar ...


- "Oye , estás más delgada"

Y yo que le digo

- Bueno, un poquito

Y ella que me contesta

- Un poquito no, mucho.

¿Mucho? Tia puta. Me estas diciendo que me ves que he perdido mucho y hace un mes que nos cruzamos y no me habías dicho nada. Puta, puta, puta, puta me decía yo para mis adentros.

Con lo que he llegado a una conclusión, o no me ven o me ven pero se lo callan. Casi que prefiero que no me vean pero que no me vea nadie, incluido mi super jefe y así pueda escaquearme de vez en cuando.


En fin, que un dia sin sonreir es un día perdido.

25 de septiembre de 2008

Otra semana más

Hoy he ido al médico, he perdido 1 quilo. Me he ido a comer, he comido una ensalada. Al volver a casa necesitaba un mimo, y me he comprado dos donuts, no ha sido ansiedad, no pretendia llenarme el estómago como en otras ocasiones, necesitaba sentir algo gustoso en mí, saborear algo delicioso, oir bonitas palabras, que me abrazaran. Y como estaba sola me compré los donuts, hacia 4 meses que no comía. Estaban deliciosos. He decidido cenar algo diferente sin mirar lo que engorda o no. Y me he paseado por el super, ¿biquinis de casa tarradellas? ¿beicon? ¿carne empanada? He decidido, ha sido todo como muy extraño. Quería disfrutar de la comida por una vez, pero no he pensado en llenar mi estómago, sino en sentir gustosos sabores. NUNCA ME HABÍA PASADO. Nunca antes me había dado un mimo con la comida, solo la utilizaba para llenar vacíos. Hoy creo que por primera vez en mi vida he visto la comida como algo de lo que gozar, como una finalidad y no un medio que me llenara. He llegado a casa y me he hecho la cena, he comido con ellos, entre trocito de pescado y cuchararita de papilla. Ha sido bonito. Por primera vez no pienso que me he hinchado mucho, sino que he disfrutado con la comida. Evidentemente que no puede ser algo a lo que me acostumbre pero desde luego tengo que decir que la experiencia ha sido muy agradable

Lo malo de estar iluminada


Lo malo de ver la luz, de estar iluminada, es que estas iluminada tú y todo lo que te rodea, ya nada se puede esconder a tu alrededor, ya nada puedes esconder. Porque todo se ve, pensaba que todo lo que me iba a aportar esta clarividencia eran cosas positivas, pero veo que no, que al menos a corto plazo no todo lo que aporta es bueno. Porque tengo que verlo todo, sin tapujos, sin excusas, ni escondrijos, y duele. Duele mucho, tanto que no puedo olvidarlo, tanto que a cada momento me invade.

Me siento como una alcoholica que se deshace de sus botellas, que se manda prohibir que le vendan alcohol, que en un momento de lucidez y deseos por abandonar el vicio ha dado orden a todo su entorno para que en momentos críticos no le permitan provar ni una copa por muchas excusas que ponga. Ahora estoy con el mono, ahora que me liberado de excusas, ahora, estoy con el mono buscando una copa, pero ya no tengo, las tiré todas.

No me quedan mas cojones que hacer frente a lo que viene. Y no, no me gusta. Pero es lo que hay. Ahora ya estoy sola, sin excusas, sin paracaidas, sin mentiras ... Ya no hay otra.

24 de septiembre de 2008

Cuando la luz ilumina mi camino

Todo cambia cuando una luz te aclara tu entorno, jo, parezco de una secta pero es que es así. El hecho de no autoengañarme, de no justificarme, de exigirme, de superarme por poco que sea es fabuloso. Ayer al final no pude ir al médico y me fui a comer con Ester, lo pasamos bien, ¿verdad guapa? Otra valiente del balón. En fin, que gracias a su comida descubrí un truquillo, y no puedo por menos que compartirlo con vosotros. Os parecerá un poco cutre pero funciona. Me pedí una ensalada de arroz, en principio todo lo que llevaba lo podía comer y me gustaba. Pero al tenerla delante descubrí que llevaba pasas, y lo siento, no puedo con ellas. ¿Qué hice? Me comí la ensalada pero las iba apartando. Y me di cuenta que comía muy poco a poco, pendiente de separar las pasas mientras disimulaba. La cosa es que cuando me pido ensaladas miro que me guste todo lo que llevan, y si hay algo que no me gusta pido que no me pongan. Sin embargo, me he dado cuenta de que si hay algo que no me gusta puedo aprovecharlo para comer poco a poco. No sé, quizás sea una tonteria pero resultó, y así tomo conciencia de ir comiendo poco a poco que es lo que necesito y es mi asignatura pendiente en el tema del balón.
Más cosas, aprovecho la nueva temporada otoño para ir renovando mi vestuario, es fantástico, hoy sin ir mas lejos me ha comprado unos tejanos en el mercadillo de la talla 46 , sí sí la 46, sí, vale, me apretan un poco mucho, pero la idea es aprovecharlos un poco, todos me van grandes y me quedan muy feos. En fin, que voy a ir renovando mi vestuario y quiero comprarme unos zapatos de cuña guapísimos de tacón que me quedan de vicio. Pero ¿cuando? pues a medida que pierda quilos, es decir, voy de tiendas, elijo lo que me gusta y luego me pongo metas, por ejemplo : la chaqueta de punto gris cuando llegue a los 86 y pico , eso espero que sea mañana. Los zapatos cuando llegue a los 85 clavados. Un par de jerseys cuando llegue a los 84 y así sucesivamente. Puede parecer otra gilipollez pero a mí me motiva un montón. No es decir, bueno cuando pierda peso me compro ropa, no, es saber qué es lo que quieres, ir a verlo, probartelo y decidir que cuando me lo haya ganado me lo compraré.
Pues eso, que espero llegar mañana a los 86, y si no, prometo no hundirme, sino seguir en la línea, porque siempre, siempre se puede hacer mejor. Y yo el lunes decidí mejorar cada día.

22 de septiembre de 2008

Un espejo de 6000 euros. Algo hizo clic.


Si cuando pensé en ponerme el balón hubiera siquiera imaginado que mi vida iba a cambiar de esta manera no me lo hubiera podido creer. Me creé espectativas en lo que ha perder peso se refiere, sí, y hablaba de aprender a comer y blablabla, blablabla. Pero lo que me importaba era perder peso. Sin embargo creo que estoy madurando. El balón, el tratamiento, este médico fabuloso me han abierto un camino impresionante, me están sacando a la luz. Porque vivía en tinieblas y ni por un momento lo sabía. Todo a mi alrededor era oscuro, he vivido una mentira, una enorme mentira que me ha mantenido en un mundo melodramático y fantasioso sin dejarme vivir ni sentir.




Fue a perder peso y he encontrado mi vida.




Me acaba de salir la frase y es que es así. Me explico, he vivido en una mentira. He creído, iba a decir que porque así me lo han hecho creer, pero tampoco sé si es cierto, siempre que soy muy fuerte, que puedo con todo, que me sacrifico mucho ... pero no es así. Durante mi vida, en mis 33 años nunca he hecho nada que no quisiera. Absolutamente nada. Y debido a ello no tengo nada de capacidad de sacrificio. Yo creía que sí, pero resulta que no. Sí que he hecho dieta, pero porque quería, deseaba hacerla; sí que le he hecho favores a la gente, pero no sacrificandome sino porque yo quería; sí que me he sacado una buena carrera y me he privado de cosas, pero no lo veía porque era lo que yo quería. Y por eso creía que yo era muy sacrificada, pero que va. Nada más lejos de la realidad. Por eso, cuando me he tenído que sacrificar de verdad no lo he conseguido. Por eso no pude dejar de fumar sola y acabé haciendo hipnosis. Por eso soy incapaz de hacer una semana de dieta perfecta, pierdo peso, pero con trampas; por eso cuando le digo a mi marido que se quede haciendo la sieta que no me importa, luego le paso factura, porque NO TENGO NI IDEA DE LO QUE ES EL SACRIFICIO. Nunca lo he hecho.


Estoy tan atabalada que no sé si me explico. Yo creía que aguantaba mucho, y me sacrificaba más, y cuando no conseguía algo me hundía porque creía que más no se podía hacer. "Ay, pobrecita de mí cuanto lamento siempre". Sin embargo, no es así. Simplemente confirmo lo que ya decía hace días, que soy una malcriada, una consentida, una niña que quiere vivir un cuento de hadas de mentira. Y lo mejor de todo es que ya tengo ese cuento de hadas ( Mi marido me acaba de regalar un pacto "Yo hago la dieta perfecta y él no fuma" ¿se puede pedir mejor regalo?, yo creo que no).


Y no digo esto hundida, ni amargada, ni lastimándome. Todo lo contrario, estoy feliz, euforica, tranquila, me siento sensata y afortunada porque me he dado cuenta, y solo tengo 33 años. Es fabuloso, nunca me ha inquitado un síntoma cuando se ha sabido porqué era causado. Ahora no me importa ver lo caprichosa y cabezona que he llegado a ser, que soy, porque ya veo las cosas y veo el porqué. Ahora entiendo porque me pasa lo que me pasa y puedo hacer algo, puedo solucionarlo. Es estupendo. No sé como ha pasado, eso sí que no puedo explicarlo, pero algo he hecho clic dentro de mí, algo ha hecho que sea capaz de verme ante el espejo como soy, sin miedos, sin lástimas, sin esques ... Yo tengo una vida que es la que hay, y una enfermedad que es la obesidad, y sí, que penita de mí no poder comer lo que quiera, pero mi enfermedad se controla con cuidados y atención. Hay otras enfermedades que no tienen cura, y la mía, ahora, puedo controlarla. Estoy en tratamiento ¿ que hace un mes que estoy estancada ? Pues ya saldré. ¿que a veces me da el bajón ? pues ya vendrá el subidón.




Veo que mi vida está cambiando, por eso no he vuelto a fumar, porque cuando hoy me he pesado y pesaba un quilo más ( ayer no fui al baño en todo el día ) he pensado que si fumara las cosas serían mejores . De hecho serían peores. Mi manera de entender las cosas, de verlas, de sentirlas está cambiando.


¿Sabéis lo que pasa? Que ser adulto y responsable es muy duro, y creo que yo me he negado a serlo durante todo este tiempo. Únicamente es que se vive tan bien siendo adolescente.Donde sí he cumplido es con mis hijos, pero el resto del tiempo-espacio ha sido de adolescente total. Vamos que estoy contenta porque he localizado el problema. Hacer los lunes de dieta líquida me ha ayudado a darme cuenta de lo que era el sacrificio Y hoy lunes, sigo fiel a él.
Que estupendo, que maravilloso, que coño, QUE COJONUDAMENTE BUENO ES VER LA LUZ EN TU CAMINO.
Gracias a todos, porque sin vosotros no lo hubiera conseguido. Que fantástico.

21 de septiembre de 2008

Hoy me asaltan dos cuestiones que atender


Domingo 7:44 de la mañana, ya estoy en planta. ¿ si me he levantado ya? No, que va, me he levantado a las 6:25. La explicación es simple, ya todos trabajamos, y a las 8 tenemos que estar en el trabajo. Así que durante la semana levantamos a los peques a las 6:30, para poder salir con tiempo pues los dejamos en casa de los abuelos a las 7:30. La cuestión es que llega el finde y como ya se han acostumbrado pues nada, a seguir el mismo horario. Yo lo prefiero a tener que despertarlos entre semana, prefiero pringar el fin de semana y que todos los días sean iguales. Qué le vamos a hacer!!! Mi marido y yo creemos en la rutina fervientemente. La cuestión es que aquí estoy, por un lado contenta por haber visto un poquito la luz como os decía ayer. No se siento tan sola pues sé que cada uno lleva su ritmo y eso nos hace persona diferentes y especiales. Ni mejores ni peores.

Más cosas, primera cuestión que atender, el viernes me di cuenta con el tema de la ansiedad de una cosa, no puedo evitarla, ni anularla, ni desviarla. Pero sí puedo "saciarme" con otra cosa que no sea comida. Me explico, hacer mucho deporte no me resulta bien, pues al hacerlo y conseguirlo creo cierta euforia que me produce ansiedad. Pero ya no puedo "saciarme" de deporte porque estoy demasiado agotada como para hacer más. Por lo que no resuelvo mucho. Sin embargo el viernes pasó algo. Por mi trabajo tengo que actualizar datos. El viernes me preparé unas clases que me salieron de fábula ¡ peazo clases! fueron divertidas, y llenas de conocimientos. Y sorprendentemente para mí me sacié con ellas, fue estupendo, con la ventaja de que aunque eso cree en mí euforia y de esta ansiedad puedo saciarme con más conocimientos. Creo que voy aprendiendo a qué hacer con la ansiedad tan puñetera. Así que me he traido dosieres a casa para "comérmelos"cuando tenga "hambre".


La segunda cuestión que atender es el tabaco, sé que puedo parecer pesada con el tema, pero para aquellos que habéis dejado de fumar creo que lo entenderéis. Lo peor de todo no es ver el tabaco, ni olerlo, ni sentirlo. Lo peor de todo es que no quiero volver a fumar, no paro de recordar la necesitad que tenía de dejarlo, lo mal que me sentia cuando después de fumar me lavaba los dientes porque no me gustaba darle un beso a mi hija. No quiero volver a fumar y eso es lo que más me putea porque complica las cosas. En esta etapa que vivo de no engañarme me puede la prudencia y la verdad. El hecho de saber que nada mejorará si fumo me frena aunque mis ganas piensen a veces " a tomar por culo todo". Sé en el fondo que no quiero mandarlo todo por ahí, y sé que una cosa es comerse chuches en un momento dado y otra muy diferente fumar un cigarro. Es lo que tienen las adicciones que no te abandonan nunca, siempre las estás superando. De hecho yo siempre he dicho que ahora soy fumadora pero que no ejerzo, yo nunca me he tildado de exfumadora. Las chuches crean en mi un dependencia diferente, digamos que momentanea. Y luego puedo superar el deseo de comerlas y no cambiarme el humor. No fumar era tener un humor de perros permanente, es lo que tiene el mono que te controla.


En fin, que para ser domingo y las 7:59 de la mañana yo creo que he reflexionado demasiado. Nos vemos mañana. O el martes ya. ¿ Conseguiré ver el 6 de una vez ? Yo espero que sí, sí, y sí.

18 de septiembre de 2008


Hoy tiempo para mandaros un beso a todos vosotros. Para agradecer, Mireira y Chati, para animar, Esther y Cristina y para felicitar Javi. Solo cuatro nombres que representan a todo este mundo nuestro. Mil besos y mil gracias

17 de septiembre de 2008

¿Qué hacemos con nuestro tiempo libre? COMER

Son las 20:34, los niños duermen, sus bolsas de cole y guardería estan preparadas, la cocina recogida, la lavadora tendida, la ropa de mañana preparada ... no me lo puedo creer, ha sido una tarde dura, la mayor tenia mucho sueño, la hemos levantado a las seis y media y estaba rotita de sueño, y de un humor ... pero la he torearo medianamente bien, no he perdido los nervios y ahora ya duerme, ¿ mi dieta de hoy?

Desayuno : vaso de zumo ( 7 de la mañana ) y bocadillo de unos 60 grms de jamón serrano con cola light ( a las 11 )
Comida ; pure de verdura, una hamburguesa de ternera y medio plátano ( a las dos y media )
Merienda : un kiwi ( cuatro y media )
Cena ; dos rodajas de queso y una rodaja de pan. Un kiwi. ( a las 8 )
Me he levantado hoy para hacer wii antes y he podido hacer 10 min en lugar de 5 como ayer. Sé que no es mucho, pero es más que nada, y el 100% del tiempo disponible.
Como tengo una ansiedad terrible, y no hago otra cosa que luchar contra mí misma para no cogerle un cigarro a mi marido pienso en comer algo, le doy vueltas a la cabeza, me justifico, me excuso ... SOCORROOOOOOOOO
Me voy a la cocina y cojo una botella de agua, empiezo a beber, resultado : estoy llena, tanto que tengo remordimientos, pues pienso qúe podía haber comido menos.
MIS TRUQUILLOS
- El mas famoso de ellos ya lo conocéis, LOS 5 MINUTOS DE MI MARIDO. Cuando me da un momento de locura, dejo pasar 5 minutos, si después de ese tiempo me sigue apeteciendo, pues nada, adelante, pero normalmente recapacito.
- Beber agua, tengo botellas de agua repartidas por toda la casa para tenerlas siempre a mano.
- Comer chicle cuando tengo ansiedad.
- Lavarme los dientes justo después de la cena, así es como si el periodo de comida ya hubiera finalizado.
- Hacer los lunes de dieta liquida, siempre me paso un poquito los fines de semana y como prevención lo hago servir.
Lo que ocurre es que cuando llega un momento como este, agotada, al final del dia, con los peques durmiendo, no sé qué hacer, y pienso en darme un lujo, comer claro. Mi tiempo libre lo dedico a la comida : peli con palomitas, libro con chuches, cena abundante.... Y eso no puede ser, así que me acabo de aplicar varios truquillos a la vez :
Me he lavado los dientes, he bebido mucha agua y me estoy dando no 5, sino mucho minutos, y me dan tiempo a ver que lo he hecho bien, pero que tengo que hacerlo mejor para ver los 85, porque esta seman sí. Estamos a miercoles, llevo dos dias haciendolo bien y me quedan aun 5 días para hacerlo mejor que bien. Tengo que ir a por ellos

16 de septiembre de 2008

Más de lo mismo, pero con ánimo, mucho ánimo


Suena el despertador a las 6, y después de una noche en que me he levantado a la 1:10, a las 3:23, a las 4:12 y a las 5:20, dado tres biberones, preparado un vaso de leche "calentita", llevado al peque a la hamaquita porque se había desvelado me replanteo levantarme para hacer wii. A las 6:05 minutos el despertador vuelve a sonar, todavía medio dormida llego hasta el sofá. Y allí me estiro "solo 5 minutos más" que debe ser la frase má dicha en el mundo a estas horas matutinas. A las 6:26 consigo levantarme y hacer 5 minutos de wii. Y para mi sorpresa de nuevo, me ha sentado de vicio, y entonces para más sorpresa mía me arrepiento de no haberme levantado antes pues me quedo con ganas de hacer más. A las 6:45 se oye a los peques. Empieza la operación "salir de casa, vestidos y desayunados antes de media hora y todo sin ponernos de mal humor". A las 7;23 estamos saliendo por la puerta. Un record ¿donde hay que firmar para que todas la mañanas sean iguales ?. Me lleno de orgullo, algo habré hecho bien ¿no? quizás conseguir que la niña ayer no echar la siesta y así que a las 8 estuviera durmiendo, o que aguantara al peque hasta las 8 y así durmiera mejor. Quizás haberle hablado mucho a la peque del cole antes de llevarla hasta el punto que hoy, a pesar de que entraba a las 9, ha hecho ir a su abuela y a su primo a las 8;20 a la puerta de las ganas que tenía de ir. Vamos, que radiaba toda yo. Y he ido a la clínica a mediodía, y me he pesado, y no, no he perdido nada. Y mi balón y no el del estómago se me ha deshinchado, JODER, que mierda. Pero, no sé que ha pasado que solo ha durado un minuto. No he hecho un drama de eso, no me he hundido. Simplemente esta semana no he perdido peso, ya está, sin más misterio, solo tengo que hacerlo mejor. Es más, en un primer momento me han dado ganas de pasar de todo, de comerme un super bocata y "empezar mañana". Pero no, no lo he hecho, después de mis visita Jordi, me he ido al restaurante donde mi cocinera favorita, seguro, seguro tenía algo bajo en grasa, y así ha sido, hoy "conejo a la plancha con guarnición". Dicha guarnición era tres rodajitas de berenjena y patatas fritas, y no no he comido ni una patata, y sí, sí las berenjenas. He merendado un biscote con jamón dulce y he cenado una tortilla y dos rodajas de queso. Vale, he tenido un descuido y he comido unos gramos de más de un embutido que no debía, sí, con unos palitos. Pero no pasa nada, mañana más de lo mismo, más y mejor. Se acabó leer sobre gente a la que todo le sale bien ,que es estupenda y cojonuda y que o no le pasa nada malo o no lo cuenta. Gente a la que todo le sale bien y no tiene ansiedad, ni preocupaciones, ni estres y consigue todo lo que se propone o que le pasa pero no lo cuenta. Ya no aspiro a las mentiras que leo, o mejor, a las verdades a medias. Ya está, no más. Soy como soy, y me equivoco, por eso quizás no he perdido lo que debía, pero esta semana he roto ya un mito, comer hasta las trancas el día que me iba a pesar. Hoy solo he tenido un descuido y no me he desmadrado. Peso 87,7 y la semana que viene espero haber perdido como para ver el 6 holgadamente. Ya está bien de pensar que todo el mundo es mejor que yo. No más, yo también. Jolines.

14 de septiembre de 2008

Pesadilla de ansiedad


¿Soy la única con problemas de ansiedad? ¿Soy la única que se angustia con las cosas? Sí, a veces tengo la sensación de que no puedo con todo. A partir de mañana me levantaré a las 6 de la mañana, haré algo de ejercicio, levantaré a los niños con el mal humor de la grande que por cierto es su primer dia de cole, mi marido, vístelos, dales el desayuno, dúchate, arreglate, vístete, todo esto con ayuda de mi marido. Y sobre las siete y cuarto de la mañana sal a casa de los abuelos, allí despídete con las consabidas lágrimas y a trabajar, a las 8 estoy dando clase, a la 1,30 0 2,30 acabo para volver a las 3,30 hasta las 5,30. Si puedo voy a comer a casa, si no como lo que me llevo. A las 6 llega a casa, coge al pequeño, dale de cenar, dúchalo, luego la grande... A las 9 con un poco de suerte están durmiendo y yo, yo respiro. Solo de pensar lo que me viene encima, me angustio, porque si al menos durmiera bien, si al menos descansara aunque solo fueran 6 horas seguidas, vale, 5. Pero ni eso, cuando el peque no pide su biberon la mayor se sueña y nos reclama. El año pasado por cuestiones de trabajo arrambaba yo con todo, suerte de mi madre y de mi padre también que si no. Este año mi marido estará en casa a partir de las 6 de la tarde, a ver como nos apañamos. La cuestión es que lo pasé tan mal el curso pasado que solo de pensarlo me pongo mala. Las cenas, la cocina, la ropa, la plancha, las lavadoras, los imprevistos ... ¿ soy la única ? Todo me supera, el año pasado tuve un accidente de moto, me tiró un coche que no me vio, pero de haber ido bien y no medio dormida hubiera podido seguramente esquivarlo.

La cuestión es que los nervios me superan tanto tanto que he llegado a plantearme volver a fumar. Me he puesto el balón y aunque voy perdiendo peso, voy muy poco a poco, demasiado poco a poco para el peso que me sobra, porque no acabo de hacer bien la dieta, los nervios me dominan y tengo la sensación de que voy a explotar. He invertido un dinero y no acabo de aprovecharlo. Mi medico me recetó diazepan para los ataques de ansiedad, pero ha llegado un momento que lo tomo más de lo que debería. Por eso me queda el tabaco, a veces me recreo imaginandome fumando un cigarro en el balcón cuando los niños ya se han acostado. Y me encantaria volver a hacerlo, pero sé que duraría un par de semanas, luego volvería a fumar un paquete al día, y maldicería el momento en que volví a fumar un cigarro. Pero por Dios, es que no lo soporto. Cuando llega la hora de dormir, de acostarno no quiero, aunque esté cansada, me da pánico meterme en la cama, a las 12 un biberon, a las dos la mayor que se sueña y me llama, a las 3 o las 4 el peque venga a llorar, al final otro bibi. A las 6,45 todos en planta. Hace años que no duermo cinco horas seguidas, alguna vez, si los niños se han quedado con mis padres, pero poco más.

Y si bien puedo estar saciada y no tener hambre, la ansiedad me domina. Y lo siento, soy humana, no soy perfecta, por alguna extraña razón he querido y creido serlo siempre, no sé porqué, ¿existe alguien perfecto? Y no, no puedo con todo, con mis 8 horas de trabajo, con la casa, con mis hijos, con las malas noches, con la dieta ... creo que voy a empezar a aceptarme como soy, a admitir que tengo debilidades y dejar de aspirar a cosas a las que nunca llegaré y no por eso seré una fracasada. Ojalá con los nervios me diera por no comer, pero me ocurre lo contrario, y entonces pienso que tiro a la basura el dinero del balón. Esta semana no perderé nada, lo sé, lo sé y lo siento. No tengo fuerzas y aún no ha empezado lo fuerte. Deseadme suerte y sobre todo fuerza, no sé que va a ser de mí.

10 de septiembre de 2008

Contestando un comentario

Hola exgordonautas, hoy han dejado un comentario en un post que no ha podido menos que llamarme la atención, porque quizás mucha gente se pregunta lo mismo que me pregunta este chico y he pensado que sería buena idea contestarle en "abierto" por si otros tienen las mismas preguntas. El comentario en cuestión dice :

" me pregunto qué pasará cunado alcances el peso ideal para ti. Soy lic en act fisica y deporte además de expe univers en trata, y control obesidad. La dieta tiene un alcance que junto a la operación del balón permitirá bajar peso pero son los hábitos a los que has acostumbrado a tu cuerpo los que favoreceran que vuelvas a tu peso normal en cuanto bajes la guardia. Modifica ciertos hábitos, haz ejercicio pero no con la wii. es incomparable 10 largos de una piscina frente a 30 delante del tv viendo muñequitos. Has de fijarte objetivos, has de ver tus progresos en definitiva tienes que planificar tu ejercicio para que así te retroalimente sino nos aburrirermos. Este es mi blogg www.mas-salud.blogspot.com No vendo nada tan sólo pretendo que aquellas que quieran adelgazar tegan un herramiento eficaz barata e infalible. ánimo
10 de septiembre de 2008 13:33"


Pues bien, en lo que refiere a qué pasará cuando llegue a mi peso ideal únicamente comentar que no existe peso ideal para una adicto a la comida, para una persona con problemas de obesidad, pues no existe cura y en consecuencia no existirá final, ¿ qué pasará cuando llegue a 70 quilos ? Que estaré cansada, mucho, pero sobre todo, básicamente que seguiré igual y que a mi cuerpo le costará más perder peso y menos recuperarlo por lo tanto, seguiré con la misma dieta alimenticia, como ya comenté hace tiempo esto no es un paréntesis en mi vida como antes, sino una nueva vida con hábitos diferentes. Llega un momento que al cuerpo le cuesta mucho más perder peso haciendo la misma dieta, y coge más peso por comer una mísera patata. Por lo tanto no hay final, mis hábitos alimenticios seguirán los que estoy adquiriendo ahora. Me comentas que son los hábitos a los que he acostumbrado a mi cuerpo los que me harán volver a mi peso normal en el momento en que baje la guardia : evidentemente, eso ya lo sé, por eso llevo a cabo un tratamiento de dos años, a seguir de por vida. Porque mi problema es un problema que no acaba nunca, por eso ahora aprendo a vivir con él. Esto no es una dieta que un día dejaré, esto es una dieta con la que estoy aprendiendo a vivir. Sé que acostumbré a mi cuerpo muy mal, pero ahora, estoy acostumbrando a que todo sea diferente y esa es mi finalida, por lo tanto la dieta y el balón no es que me lleven a mi peso ideal el cual perderé en cuanto baje la guardia, es que la dieta y el balón me están ayudando a comer bien, lo que mi cuerpo necesita. Por cierto, para poner el balón no es necesaria una operación, hay que tener cuidado al utilizar determinada terminología de manera correcta para no llevar a nadie a confusión. No es una operación ni intervención quirurgica, te sedan durante 20 minutos y te ponen el balón mediante endoscopia (¿lo he dicho bien Jordi? ). Me aconsejas que modifique ciertos hábitos y yo te lo agradezco y sé que dos horas en bici, salir a la calle a correr, o nada durante dos horas es mucho, muchísimo mejor que la wii, dónde va a parar, desde luego, lo sé porque era lo que hacía cuando no tenía hijos e incluso estaba embarazada, ahora mi trabajo, mis hijos, mi casa, en definitiva la vida que he elegido tener no me permite ausentarme dos horas, ni una para ir al gimnasio, porque mi familia me necesita. Hay que tener en cuenta las circunstancias personales de cada persona antes de aconsejarle según qué cosas, porque yo aspiraba a eso y no conseguirlo me deprimia. En el momento en que acepté mis limitaciones me compré la Wii que me permite estar "delante de muñequitos" a las 6 de la mañana antes de que despierten mis hijos, me anima, me despierta y me da una euforia estupenda que me hace falta. En absoluto me aburre, ni me llegaré a aburrir con la cantidad de deportes que tengo, si hasta esquio en agosto. Gracias por tus consejos, pero por desgracia la obesidad no se limita solo a una vida sedentaria o a falta de ejercicio, es mucho más compleja y hace falta mucho más que hacer largos o hacer la wii para aprender a vivir con ella. Sé que siempre seré obesa, pero no quiero vivir siéndolo. Para alguien como yo levantarme para hacer 10 minutos de wii, comer ensalada en lugar de pizza, no comer las croquetas de mi hija, esperar 5 minutos antes de darme un atracón son victoria. de nuevo gracias por tus comentarios pero hay mucho más. Ojalá mi problema se resolviera solo y únicamente con deporte, evidentemente es una parte esencial, pero no la única, y hay que tener muy en cuenta las circunstancias personajes de cada persona. No hay para la obesidad un tratamiento único.
Por cierto, un quilo menos, sí señor, soy guay.
Y bien por mí, que hoy a las 7 de la mañana estaba con mi wii, y mi tabla dando saltos.
Besos

8 de septiembre de 2008

No me lo puedo creer.


Solo un momento para comentar UN MILAGRO.


El milagro de levantarme a las 7 después de una pésima noche con los peques para hacer wii


Érase que se era, yo que me he levantado, no a las 6 porque es que no podía, pero sí a las 7 para hacer 5 minutos de wii, no he podido más, mis hijos me han reclamado. Y diréis , buen milagro. No, no, si el milagro no era ese. El milagro ha sido, ¡¡¡ que me he quedado con ganas de más, que me ha sabido a poco!!!!!!!!!!!!


¿ Dios, quien soy, a donde voy, que estan haciendo de mí ?????????????


¿ Será que por fin lo estoy consiguiendo? ¿ Y la comida ? Ayer cené un trocito de queso con pan y un yogur, uaaaaaaaaaalaaaaaaaaaaaaaaa, ¿ pero qué me está pasando ? Y lo que es mejor, no pienso en la báscula, sé que lo estoy haciendo bien. Way.


Bueno, el miércoles voy al médico, a ver por donde se va entonces la euforia.

7 de septiembre de 2008

Cambio cigarro por patata


Dejar una adiccion es una putada, eso lo sabemos todos, porque tu cerebro se centra en algo que tu no quieres, pero que a su vez no te deja pensar, ni actuar, ni hacer las cosas libremente, y hay que aguantar. Cómo, con el tabaco no lo sé, nunca lo conseguí dejar a pulso salvo por hipnosis, con la comida, creo que lo voy entendiendo. Por un lado los famosos 5 minutos que me regaló mi marido y que me van de fábula, con eso he superado muchos momentos críticos. Gracias mi vida y ánimo, hoy otro día sin fumar en circunstancias difíciles, y es que no hay nada como pasar la tarde con un buen amigo con el que has fumado durante todo el verano. Animo, tú si que puedes. La cuestión es que por la tarde al parque han traído patatas, pero no cualquier tipo de patatas, de churrería y no de cualquier churrería, sino de esa especial, de esa donde las patatas son perfectas, donde no son grasosas, donde....... ummm están deliciosas, bueno, deben estarlo porque no he comido, ni las he probado. Y es que estas todo el día diciendo que no, no, no y no. Es una putada. La cuestión es que le digo a mi marido "si tú llevas todo el día sin fumar, yo puedo estar sin comer un patata" y me dice "tú comes una patata y yo me fumo un cigarro" pero los dos sabíamos que no podía ser, porque los dos sabíamos que no iba a ser solo uno, y que en el caso de ser realmente uno solo no valía la pena.

Vamos, que creo que es la primera vez que no nos hemos engañado mutuamente para conseguir lo que queríamos sin remordimientos. Bien por los dos, pero sobre todo bien por él. Porque de lo que me he dado cuenta es de que con la comida yo tengo que aguantar el achuchon del bocata de nocilla, pero si dejo pasar 5 minutos y cambio de actividad lo olvido. Sin embargo, creo recordar que con el tabaco no había ni un segundo de tregua, y eso era agotador. Es como si con el tabaco tuviera que tener la pesa de 100 quilos aguantándola todo el rato, sin embargo con la comida de vez en cuando, y cada vez por más tiempo puedo dejarla en un rincón y descansar.

De lo que estoy muy contenta aunque parezca pesada es de mi cambio en los hábitos alimenticios, hay cosas que ya no las como por norma, porque ya no forman parte de mí, con y sin balón : los dulces, los fritos, el cerdo ... y eso me hace estar contenta. Además, hoy también he hecho deporte por la mañana. A ver mañana que me tengo que levantar a las 6, a ver como lo llevo.

En fin, un besazo exgordonautas, y feliz semana.

6 de septiembre de 2008

Como cuesta volver a la rutina ...


Lo fácil que es acostumbrarse a un vicio, y lo dificilisimo que es dejarlo. Es como bien dijo Sabina con el amor "tardé en aprender a olvidarla 19 días y 500 noches" o Neruda en sus versos "es tan corto el amor y tan largo el olvido".

Pues yo digo

"joder con la comida, lo fácil que es comer de todo y lo dificil que es no comer más que lo que debes" Menos poesía pero más cotidianidad.

La cosa es que me está costando horrores. Es tremendo, el jueves os escribí y desde entonces ando algo descentrada, bien sabe Dios que lo intento.

Hoy he empezado a hacer deporte por la mañana, me dijo la nutricionista que en ayunas se quemaba más. Así que ahí estaba yo, a las 7 de la mañana dándole a la Wii con mi personajillo nuevo. La idea es levantarme por norma a las 6 en los días de diario. Hacer media hora de ejercicio y luego ya ponerme funcionar. La cosa es que aunque me he levantado con sueño y solo con ganas de tumbarme en el sofá con mi hija a medida que iba haciendo ejercicio me sentia más animada y lo cierto es que me ha encantado. Solo espero tener la fuerza de voluntad para levantarme a las 6 pues si no, luego con los niños no puedo hacer nada. Mañana más, pero como será domingo, bastará que me levante a las 7, guay que lujo.

El viernes tuve un revés familiar, un duro revés, la situación me llevó a un precipicio virtual donde vi pasar mi vida y solo me aparté de él con un brote importante de sinceridad. Conclusión :

soy una malcriada, ansiosa por tener siempre lo que quiero, ya sea ir al cine, un bolso o dormir. Y si no lo consigo arrambo con lo que tengo por delante, se llame madre, marido, hermana o comida. Vivo comodamente y busco problemas para poder decir que los tengo y que ui!! es que hay de esfuerzos ... Manipulo a mi alrededor según me vaya bien, y lo hago estupendamente porque yo soy la primera que se lo cree. Me he creído mis propias mentiras para sobrevivir en mi mundo de hadas, porque el mundo real me puede. Un mundo real en el que no he superado las cosas porque me dolian demasiado, solo las apartaba, y eso ha hecho que con el tiempo pase factura de todo lo que me hacen, y tenga una herida tan tan grande que un suspiro me haga dolor. Así en frio puede resultar extraño, pero a mi, y sobre todo a mi familia nos ha ayudado para empezar a entender un poco las cosas y sobre todo para empezar un poco de cero. En fin, cuanto rollo para decir que el viernes se me fue la mano entre chuches y mas chuches, aunque tengo que decir que el viernes era eso o fumar, para que os hagáis una idea de como estaba el tema, estuve realmente tentada, no lo podéis imaginar por eso fue una victoria pequeñita, digamos que fue una derrota grande para una cosa y pequeña para otra. En fin, que además estuvimos de cumpleaños y lo cierto fue que no me pasé del todo. La cuestión es que el cumpleaños era de un muy familiar mio y por eso comí un poquito incluso de pastel, pero hoy, hoy sábado hemos ido a otro cumpleaños, y con pica pica, bocatas, delicias, patatas, cacahuetes ... en fin, ¿ a que me acuerdo de todo lo que habia encima de la mesa ? porque no dejaba de mirarlo y de decirme a mí misma " no, hoy no puede ser solo por un dia porque hoy no es un día especial para ti". Pues no he comido nada de nada de nada, eso sí, alguna coca zero ha caido. Luego hemosido a comer, ensalada, mejillones, se me ha ido la mano con el pan, pero sin postre. De cena, algo de ensaladilla de pasta, sin mayonesa ehhhh. Trato de no pensar en la dieta, para no estresarme porque me he propuesto pesar 86 el miercoles, pero no puedo evitarlo. En fin, que aquí estamos. Solo felicitar a esa personita tan especial que cumple hoy años.

Se admites apuestas ¿ llegaré al 86 ...?????????????

3 de septiembre de 2008

Momentos de cambios

En el entorno en que me muevo da miedo hacer cambios, se aferran a lo que tenemos por miedo a que lo nuevo no sepamos tratarlo. El otro día llegó el jefe nuevo y dijo : si a alguien le preguntas sus cualidades te dirá " hombre, que te lo diga un amigo, yo no sé ..." en cambio lo negativo lo vemos claro; y hay que decir con voz alta lo bueno que tenemos ¿por qué tenemos miedo?.
Y tiene razón, ¿ por qué no vemos lo bueno y lo decimos en voz alta? ¿tanto miedo tenemos? es más, miedo ¿ a qué? ¿ a resultar seguros de nosotros mismos?. La cuestión es que ha llegado un momento de cambio, MI MOMENTO. Ayer me cambió el chip, como ya os comenté, ayer mi vida empezó a cambiar, y ahora que lo ha hecho por dentro voy a hacerlo también por fuera.
Por un lado la imagen del blog , verde color de la esperanza. Por otro lado mi evolución en el peso, empiezo en mi peso actual, como ya una segunda etapa, en 88,7 ( sin comentarios, no importan ) Pero como no tendríamos presente sin pasado voy a hacer una tabla de mi evolución del peso para aquellos que puedan estar interesados ( a mí desde luego cuando buscaba información era lo que más miraba ).
23 de mayo Primera reunión 102,4
27 de mayo Puebas médicas ( el peso no es oficial pero llegué a los 104, recordad que comí y me despedí de todo todo todo )
30 de mayo Me ponen el balón y tras la dieta líquida peso 101,7
2 junio 96,9
9 de junio 96,1
16 de juno 94,5
23 de junio 93,2
1 de julio 91,9
8 de julio 91,3
15 de julio 89,4
24 de julio 91,1
31 de julio 88,9
7 de agosto 88,4
13 de agosto 88,4
25 de agosto 87,8
A día de hoy peso 900 gms más, pero he ido desayunada ( la semana pasada por miedo a no perder fui en ayunas ), ya con ropa de trabajo y no vestiditos como hasta ahora, era cuestión de tiempo que cambiara el peso de la ropa, y cosillas de mujeres que hacen que esté muy hinchada. En fin, que el peso de hoy no es importante, solo es un punto de partida para mi fase final del balón.
Además hoy he hablado con la nutricionista y a partir de mi horario, (doy clases cada días a las 8 de la mañana - eso debía ser ilegal, a quien se le diga hablar de las prosopografías a las 8,20 es delito lo menos - ) me ha hecho una dieta " a medida" así que ala, adelante que no es poco.
Un beso a todos exgordonautas mios y mucho ánimo en vuestras batallas.

2 de septiembre de 2008

Hoy necesito vuestra opinión


Sí, hoy necesito preguntaros, porque lo cierto es que ya no sé si realmente es normal lo que me pasa. ¿ Muchos de vosotros sois tan inestables como yo? ¿ A tantos os influyen los acontecimientos ajenos como a mí? ¿ Sois tantos los que tenéis que luchar día a día como yo y no siempre ganais?

Necesito saber porque empiezo a sentirme estúpida. Bueno, lo cierto es que empezaba a sentirme pero hoy mi vida ha cambiado, he decidido coger el toro con los cuernos de una vez, hacer frente sin miedo, ya está bien de autocompasión, de tener lástima, de no creer que puedo con las cosas y acabar pudiendo de cualquier manera. Soy como soy y lo he dicho en muchas ocasiones pero nunca me lo creía, ahora sí. ¿razones?

- Tengo dos hijos maravillosos ( algunos los habéis visto, son o no preciosos ) y sobre todo sanos y cada día doy gracias a Dios por ello.

- Tengo un marido que se la carga de vez en cuando, y por cada ratín estropeado me regala con un esfuerzo sobrehumano para que lo roto no parezca tan roto, incluso arreglado. Gracias por intentarlo siempre. Y ánimo, tres días sin fumar, bien por ti.

- Conozco a mucha gente, demasiada que tiene la carrera de derecho y trabaja en una inmobiliaria, que se sacó económicas y trabaja haciendo declaraciones de hacienda, que hizo filología y hace seguros de vida ... y yo, yo con 23 años acabo la carrera, con 24 un posgrado y con 25 encontré trabajo de profesora, llevo 8 años ejerciendo de aquello para lo que me he preparado siempre, de aquello con lo que soñaba de pequeña. Sentaba a las muñecas y les daba clase ya desde pequeña.

- Mis padres viven cerca y nos ayudan con los niños en todo lo que haga falta.

- Mi hermana es una gruñona y tiene un carácter de mil demonios pero siempre está ahí cuando la necesitamos. Un beso para ti que sé que me lees.

- Mi marido ejerce de lo que le gusta, también.

- Tenemos una hipoteca de solo 750 euros, ¿ a que mola ? No, no tenemos un atico en el centro de la ciudad, pero es acogedor acogedor acogedor.

- Salimos con otras familias al tibi, al zoo y los niños lo pasan de bien.


¿ ME PODÉIS DECIR DE QUÉ ME QUEJO, A QUE ME AFFERRO CUANDO ME DAN ESTOS BAJONES TAN TONTOS, TAN SINSENTIDO, TAN ABSURDOS ?


Y hoy digo, ya está bien. Que la gente de mi trabajo no me dice que me ve más delgada porque no se fija en mí o porque son envidiosos, que les jodan, ( hoy me ha llegado que me había sepadado al no ver la alianza y que por eso me he adelgazado tanto, pero nadie me dice si estoy guapetona o no) que hay gente que no nos llama para salir y quedan entre ellos sin decir nada, que les jodan más todavía, ellos se lo pierden. Soy trabajadora, educada, puntual, sincera, intento ayudar a mis amigos en la medida que puedo, honesta, justa ( no, no tengo abuelas ) y también quisquillosa, dormilona, tengo mal despertar, y cabezona, a veces muy caprichosa. Y soy todo eso, bueno y malo y más. Cuando mi marido hace algo que me enfada se me acaba el mundo y soy tremendamente radical, y eso se va acabar. No puede ser que mis instintos puedan mas que yo, ya no. Y sí, ha pasado algo, os cuento.


Ayer hice muy bien la dieta, perfecta.

Hoy he pasado por el super, me he engañado y me he comprado galletas de dieta que sé que no debo comprar por mucho de dieta que sea.

Y a pesar de haber hecho bien la dieta durante la comida ... he comido, comido y comido una tras otra, vergüenza me da decir cuantas.

La cuestión es que ayer no puede ir al médico por el trabajo y lo tuve que aplazar para mañana, y como ya os dije no tengo intención de pesarme ( mi barrigota es la de michelín, cosas de mujeres)

así que estaba sola en casa, y me he dicho, pues si no te pesas, aprovecha. He ido a la nevera, he sacado un trozo de lomo, una cocacola, unas patatas, pan ... y entonces ha pasado algo, sin saber como he empezado a preguntarme

¿ Es qué siempre vas a empezar mañana ?

Me lo he dicho una y otra vez.

Y a pesar de haberme pasado con las galletas he dicho BASTA, no voy a seguir, esta vez no voy a empezar mañana, voy a empezar ahora.
Porque me he dado cuenta de que esto va a ser siempre así, de que no hay un principio y un final, porque esto nunca se acaba. Porque la lucha no se acaba nunca, porque sí voy a tener que batallar cada día, y porque soy capaz de ello. Porque la lucha no me va llevar al final del camino sino que me va a acompañar a lo largo de el.

Así que aquí estoy, a punto de estallar, sin haber comido nada de lo que he sacado de la nevera y dispuesta a entenderme, a defenderme, a quererme, a cuidarme.

Y sé que no va ser fácil, pero esta vez sí.

Se acabó el da igual, el que más da.


Porque como loreal dice : porque yo lo valgo


Clock