Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

21 de septiembre de 2009

Crónica de un final.


Domingo 8 de la mañana

Me levanto después de una noche que no ha sido noche sino una continuidad del día anterior.

9 de la mañana

Aprovechando que estamos en casa de los abuelos y los peques están entretenidos me acuesto, consigo dormir unas 3 horas entre juegos de niños y "mami, venga ven".

12 de la mañana

Decido hacer líquida porque al día siguiente me voy a pesar y creo que es buena idea ( EXCUSA)

6 de la tarde

Después de 4 natillas, 2 vasos de sopa y alguna cocacola celebro mi victoria con un atracón : he aguantado todo el día y mañana es lunes, el día que toca la líquida, al fin y al cabo hoy no toca ( EXCUSA )

Por momentos me estoy convirtiendo en la protagonista del libro de Jordi. Excusas y falsas promesas para poder comer, comer y comer.

Lunes 5 de la mañana

Desayuno un yogur

A lo largo de la mañana como otro yogur y una gelatina. Me toca líquida, pero quien dice líquida dice comer galletas sustitutivas de chocolate.

11 de la mañana

Me compro galletas y me como varias, no las cuento.

1 del mediodía

Me peso, he cogido más de dos quilos en 15 días, o lo que es lo mismo, peso incluso más que cuando llegué de verano.

Me siento a esperar mi visita con Jordi en la sala de espera, me desespero, solo quiero huir, 9 meses para perder 6 quilos y apenas 2 para recuperarlos y ... NI SIQUIERA ME HE DADO CUENTA. Quiero dejar de comer, eso es lo que haré, no comeré, esta semana tengo que perder 4 quilos ....

Quiero huir, poner una excusa y no entrar a la consulta, no puedo enfrentarme a eso, pero tengo que hacerlo. Me maldigo por no saber hacer nada.

Peso cerca de 90 quilos. Madre mía, 90 quilos. Me veo ya de nuevo con los 105, me veo enorme y tengo náuseas solo de imaginarmelo.

13,20 del mediodía

Entro a ver a Jordi y llena de ansiedad le hago un resumen de mi situacióh. Calma.

14 horas

Salgo de la consulta y voy a coger la moto. Me voy a comer las galletas que me quedan mañana empiezo ... cada vez me convierto más en la protagonista de Jordi, en Bea.

Busco una excusa para darme el pasaporte, pero no quiero, si consigo desde ahora seguir sin excusas, con la cabeza bien alta, si lo consigo, acabaré con las mentiras.

14,30 comida de trabajo

Decido comer normal para no estar ahí sin comer nada, me parece feo ( quizás una excusa? ) Un biquini y una cola zero, de postre una galleta, solo una. Es un postre, pero no más, decido y hago.

15 horas

Me despido de mi marido que me ha acompañada en dicha reunión, que me ha apoyado y cuidado, que ha escuchado mi desesperación y me ha hecho propuestas. NO LE PROMETO QUE NO COMERÉ LAS GALLETAS QUE ME QUEDAN, no se lo prometo porque no quiero hacerlo, porque no debo comerlas y punto.

Me voy a trabajar

18 horas

Acabo mi jornada y meriendo : un zumo y una galleta. Recibo un mensaje "traeme tabaco porfa, mua"

Iré al estanco, y al lado está la tienda de las chuches, sí, pero no es mi comida, no debo, por un día, el último..., maldita sean las últimas veces, compraré el tabaco, y solo eso.

Así lo hago

19 horas

Llego a casa, hay pollo al horno que ha hecho la abuela, con su grasa, con la barra de pan. Pero no es mi comida.

Ceno dos rodajas de jamón serrano sin grasa y bien finas, y dos rodajas de queso light.

Un pera.

20 horas

Pongo la wii, una hora de boxeo, tenis, bolos y beisbol ... pienso en retomar el entrenamiento de los 30 días.

Sé que no es el final, sé que no he firmado ninguna victoria.

Pero también sé que es el único camino que quiero seguir.

De momento hoy, lo he conseguido.

14 comentarios:

Teresinha dijo...

Te has caído y te has vuelto a levantar. Levantarse es lo que importa. Ya verás que triunfarás. No pierdas la perspectiva. A veces somos demasiado exigentes con nosotras mismas. Adelante, que estoy segura que lo vas a lograr.
Un abrazote.

Isa dijo...

A mí me ha pasado, a veces no puedes parar, es como si perdieras de vista el objetivo que siempre has tenido tan claro... pero tranquila, que has sabido parar, te has dado cuenta del problema y lo vas a solucionar. No te castigues, e intenta aprender de esto.

Un beso y ánimo

Montse dijo...

Sabes a donde te conduce esto, porque ya lo hemos pasado otras veces. Frena ahora. Vuelve a tener claro los objetivos y recuerda la unica forma de llegar a ellos, el control y la disciplina, sin excusas.
No hace falta que te diga nada, xq estamos en el mismo carro y sabemos de que hablamos.
Un beso enorme

Gordita Simpática dijo...

Creo que es importante que sepas reconocer que te diste excusas, para no ponerlas mas. Pero mas importante que eso, es el por que. Te diste excusas para tratar de hacer lo que creias que querias hacer, o sea comer. Pero, como me ha dicho M varias veces, si realmente quisieras hacer eso, no te sentirias mal. Es facil caer en este circulo vicioso y a todas nos ha pasado creo. Nos damos excusas, para justificar el por que haremos algo que sabemos que nos hara sentir mal. Nos dejamos dominar por el impulso porque a veces estamos hartas de controlaros o porque tantas otras cosas nos ganan: ansiedad, stress, cansancio, etc. y aun no aprendemos a lidiar con esas emociones sin acudir a la comida. Lo importante es que no te rindas, que se ve que eres una mujer muy inteligente que se da cuenta de lo que hace y porque lo hace, y tu honesto deseo de cambiar, de decir "ya no mas". Que no te controle la comida, que no te controle la ansiedad o las excusas, tu sabes que te sentiras mejor si todo eso lo controlas tu.

Y se ve que puedes, si ya has logrado mucho, solo que a veces requerimos detenernos un momento, respirar, volver a enfocarnos, volver a pensar en nuestras metas y que queremos realmente y por que lo queremos y como lo lograremos. Un momento pera volver a concentrar nuestras fuerzas en esto y retomar la actitud decidida que nos llevara lejos. Y creo que ya estas en eso.

Un abrazo y mucho animo y suerte,

GS

PD: perdon lo extenso, es que me inspiras a escribir, jaja.

Anónimo dijo...

Sólo te diré que cada día eres más grande, que no más voluminosa.

Ánimo princesa de porcelana, mucho ánimo.

Por cierto, tenemos un compromiso pendiente.¿Quién tiene más miedo de los dos, tu o yo?

Sé fuerte.

Pequeñaja dijo...

En ese momento estoy yo...Es muy duro, verdad? Darse cuenta del problema que es, y saber lo mal que se va a pasar. Pero bueno, sabemos que merece la pena por muchas razones, no?.

Un abrazo muy fuerte

Hairspray dijo...

Pues muy bien haberte dado cuenta y parado, yo no hubiese sido capaz, es más no soy capaz :D.
Mucho ánimo y fuerza guapa, que lo vas a lograr.

White Rose dijo...

Lo más importante es que eres consciente de lo que haces mal y sólo depende de ti el que le pongas remedio.
Puede que te cueste, pero seguro que lo logras. :D
Un besazo guapa y ánimo!

Nenúfar dijo...

Que mala es la ansiedad..

Lo bueno de tu caso es que te das cuenta, no sé si antes o después del problema, pero te das cuenta.. Ahora solamente te queda ponerle remedio

Y TU SABES HACERLO.. no hay que ponerse excusas.

Alonso Q. dijo...

Dulcinea en su castillo, acompañame,déjate llevar entre abrazos y gemidos, entre luces y sombras y déjame hacer...

siempreadieta dijo...

La verdad es que me has dejado con el corazón en un puño... tu lucha contra la ansiedad de comer tiene tintes épicos, en serio... Y tú lo que tienes es mucho mérito. ¡Ánimo en la lucha!

Kalila dijo...

Joer, has reflejado perfectamente muchos de los sentimientos que yo he pasado recientemente con la comida; compartimos una misma frustración. No puedo aconsejarte, porque yo también he sucumbido, pero pienso que aún tenemos esperanza y nos podemos levantar. Mucho ánimo, saludos

Evitadinamita dijo...

Hola peque...Mira quiero que te pongas las pilas. Quiero que luches y que disfrutes de la lucha. Y que lo compartas con todos nosotros. Empieza hoy, hoy es el día. No eches la vista atras, de lo que pude ser o de lo que seróa si no...blabla...
A lo hecho pecho. Si yo hubiera sido super buena con mi dieta, ya estaría en mi peso...Pero no puedo vivir pensando eso...Es un proceso, y como en la vida se mete la pata...
Así que meditalo, concienciate,...y a empezar de nuevo. Metas pequeñas...como hacía yo. 5 kilitos, luego a por otros,...pokito a poko nena...tenemos tiempo. Cuidate y ponte estupenda...que en cuanto pueda voy a veros...tranqui hay tiempo de que te quites unso cuantos kilos, no hay dias libres ni money para que viaje aun, besosssss

Jordi Carballido dijo...

Eres muy valiente. Beatriz dice: En esta vida hay tropiezos, caídas y resbalones. Lo importante es saber levantarse, seguir avanzando hacia adelante.

y también: lo que te parece hoy un gran sacrificio, mañana será tu mayor recompensa.

Jordi

Clock