Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

23 de octubre de 2008

Muchas cosas que contar ...


HISTORIA DE UNA SUPERACIÓN PERSONAL

Ufff, demasiadas cosas que contar y no sé por donde empezar. Venga, por los comentarios que me han dejado. Así a voz de pronto me han caido como el culo, un anónimo me pone que soy un poco immadura, y puede que sí, si ha leído de manera ocasional mi blog puede que de esta imagen, o puede que lo sea. Aunque si me permite este anómino ( me encantaría poder dirigirme a un nombre pero no tengo esa oportunidad ) más que un problema de immadurez, es un problema de inseguridad, por suerte o por desgracia ( en la vida nunca se sabe ) hay gente donde me incluyo con este problema, yo lo tengo, me cuesta superar la opinión de los demás, me cuesta convencerme que lo que hago está bien si alguien de mi alrededor duda, y por eso, algo tan "infantil" como ponerme un pañuelo en la cabeza me hace sentirme fuerte.



Y a ti Kitty, bueno, si lees mi blog tendrás más datos sobre mí, y sí, tienes razón, me doy mucho margen, me castigo poco ... es cierto, pero no soy una super mujer al 100 % . Me explico : me levanto a las 6 de la mañana, me arreglo en la medida que puedo, atiendo a mis hijos, a los dos de uno y tres años, los visto, les doy el desayuno y a las 7,30 los dejamos en casa de mis padres. Me voy a trabajar, trabajo con personas durante 8 horas al día, y a las 6 de la tarde llego a casa, baño a mis hijos, les damos de cenar, jugamos con ellos, les leemos cuentos y a las 8 con un poco de suerte duermen. Entonces : prepara la comida del día siguiente, prepara las dos mochilitas, los bocatas, el babero, la bata, los carros ... recoge la cocina, recoge la ropa, los platos, prepara la cena ... recoge. Y prepara el bibi, con un poco de suerte puedo ver un ratito la tele tranquilamente o bien conectarme al ordenador para hacer algun curso sobre literatura y así tener algo solo mío que no tenga que ver con marido, hijos, casa o trabajo. A las 11 o 12 otro biberón, a las 3 un vaso de leche, a las 5 otro bibi. Y a las 6 ... en planta. Fines de semana incluidos. No quiero decir con esto que me tienen que poner una medalla, no soy la única mujer en el mundo en esta situación, de hecho son consciente que hay peor que yo. En fin, lo que quiero decir que a este ritmo frenético donde los nervios son mi peor enemigo tengo que añadir mi adicción a la comida, mi baja autoestima y un ambiente agresivo en el trabajo. ¿ Qué no será tanto por ellas Kitty ? ¿No tendré yo algo que ver? Por supuesto, que durante mucho tiempo me han faltado cojones para pasar de lo que decían de mí. Que lo dicen. Claro que el problema es mío, pero eso no quita que sean unas rancias, que lo son. Unas aburridas, que lo son. Por eso quizás, después de 10 años ahí no tengo una buena amiga, ni un grupo, sin embargo todo el mundo habla conmigo y me entero de todo, voy por libre y he aprendido que a pesar de no tener nada en común con las 30 personas con las que convivo un montón de horas al día no me hace peor, sí diferente. Y ahora empiezo a florecer, a superar mi inseguridad, a ir con la cara alta. Me resulta admirable la gente que es muy segura de sí misma, enhorabuena, pero yo no lo soy y por ello esos logros a los que llamáis immadurez son para mí verdaderas victorias. Y hasta aquí puedo leer ...



Más cosas ... ah, sí. Que me he dado cuenta de algo muy importante. Nunca he triumfado en las dietas porque yo creía que tenía que llegar a un sitio, porque es tal la inseguridad que tengo que necesito hacer cosas y cerrar círculos y hacerlo bien, es como ir colgándome medallas para así sentirme más segura. Pero con la dieta no es así, hacía dieta, perdia quilos, y ya está, lo he conseguido y a otra cosa, y entonces lo recuperaba. Con este tratamiento estoy aprendiendo que si bien tengo que llegar a un peso, no es para llegar y ya está, sino para aprender a comer y seguir haciéndolo durante mucho mucho tiempo. No es algo que tenga un final, sino algo con lo que tengo que aprender a vivir. Han sido tantos, tantísimos los desordenes alimenticios que tengo, que he tenido que tengo que arreglar muchas cosas, y todas me cuestan esfuerzo. Pero ahí estoy, intentando coordinar mi vida personal, familiar y laboral sin volverme loca ¿alguna me entiende ? Lo digo porque las personas que conozco con balón no tienen hijos y eso es una gran diferencia, y las que conozco con hijos no trabajan, y eso es otra gran diferencia. Pero insisto, sé que no soy la única, pero eso no significa que yo tenga menos trabajo, o mas tiempo o menos cansancio.






Más, hoy quiero dedicar mi post a todo el equipo de CLINICA LONDRES y es que son grandes. hoy ( he cogido 300 gms ) me he sentido arropada, he sentido que les importaba, que querían hacer bien su trabajo, no es que no lo hicieran hasta ahora, es solo que hasta ahora no necesitaba especial atención porque más o menos iba tirando, pero ahora que estoy como estancada, que necesito un empujón, una ayuda ( que me la han dado ) allí estan ellos. Son estupendos, saben hacer bien su trabajo y cumplen. Hoy en día no todo el mundo funciona igual en el trabajo y encontrar gente tan eficiente es agradable, y cuando le tratan a uno mismo más todavía. Sí, igual que he recomendado el señor que me ayudó a dejar de fumar y que mucha gente lo ha conseguido yendo, lo mismo hago con este equipo de Calvet. Son estupendo.






Y hasta aquí hoy, es como si viviera mi vida al revés, porque lo que antes era desesperación ahora son ánimos. Hoy cuando me han ofrecido la ayuda, por un momento me he sentido fracasada, pero por primera vez en mi vida me he visto como soy, con mis limitaciones, con mis problemas y me he querido tal cual. Hasta ahora a la que fallaba me hundía porque una sensación de fracaso me dominaba, porque yo tenía que hacerlo todo bien, porque no podía fallar. Y resulta que sí que puedo fallar, y no pasa nada. Sí que es verdad que me doy muchos márgenes, pero por otro lado me exijo tanto, tanto, tanto que es por eso que cuando fallo me hundo. Y en realidad no son margenes, son autoengaños para no aceptar que me he equivocado .... otra vez.



Así que con la ayuda de mi médico, de mi nutricionista, de mi dietista ( sin sentirme como una perdedora por ello ) sigo adelante en esta mi andadura de aprender a comer y de vivir con un problema de adicción a la comida y de ansiedad.



Y qué coño : que crecí en un ambiente familiar muy duro lleno de problemas, que desde los 15 a los 25 años estuve trabajando en el negocio familiar para ayudar, que me saqué mis estudios en medio de gritos y peleas, que soy cumplidora en mi trabajo y la gente con la trato a diario está encantada conmigo, que soy una luchadora defendiendo mi familia, mi matrimonio, mis hijos, que cada mañana me levando y lucho contra lo que el mundo me da negativo y contra mí misma y lo que no me gusta de mí. Lo dicho, immadura no, immadura la persona anónima ( sea cual sea) que hace un comentario a partir de unas pocas lecturas, yo solo tengo un problema de inseguridad y digo solo porque gracias a Dios, he tenido la fortuna de encontrar a gente que me ayuda a superarlo. Y hay problemas que no tienen solucióno mal remedio.






¿ Sabéis lo que es bonito ?



Que mi hija se quede dormida a mi vera mientras yo le leía un cuento, ha sido la primera vez y eso sí que es hermoso.

7 comentarios:

MAY dijo...

Un post increible, derrochas energía. Tienes que estar orgullosa de ti misma... yo no podría con todo. Enhorabuena y me alegro que te hayan dado ánimos en la clínica, yo me siento igual cada vez que voy. Hubo un taller el miércoles 22 de octubre, de imagen corporal. Supongo que no tienes tiempo para todo pero allí hubo mucha gente que tenía muchas dudas y nos apoyamos entre todas las que fuimos. Quizás podías probar?
Un beso y ánimo.

Anónimo dijo...

animos guapa, todos opinamos con mucha facilidad de los demas sin mirarnos a nosotros mismos, asi que no te dejes influenciar por los comentarios que no te aportan nada a tu vida, coje solo los buenos. un besito. Y sigue asi que eres una campeona y una luchadora.

Anónimo dijo...

Bueno, melora, soy el anónimo de ayer.

Me identifiqué con anónimo pq no soy usuaria de blog y vamos creo que da igual que me llame anónimo o un nick inventado.

La verdad es que no dije eso sin más, llevo días leyendo tu blog, sabes?
porque yo tengo un problema parecido al tuyo. De hecho estoy en tratamiento en la Clínica Londres.

Tienes razón, la clínica tiene un equipo estupendo, demos gracias a dios haber caído en manos de ellos.
Estoy segura de que vamos a llegar a buen puerto esta vez.

Respecto a mi vida, soy mujer trabajadora, tengo un bebé de 10 meses que me cuesta horrores dejar por la mañana para ir a trabajar. Me levanto a las 6 de la mañana y no vuelto hasta las 7 de la tarde. Y en casa empieza de nuevo el trabajo.

No nos vamos a quejar, así es la vida para muchos, no hay vida perfecta y todo tiene su compensación. Digo esto pero hay días que lo paso mal.

La otra respuesta que una persona te dieron ayer se apoyaba en mi opinión. Dijo que estaba de acuerdo conmigo.

No niego que eres valiente, yo tengo tus problemas en mayor o menor medida y sé que hace falta mucha fuerza para coger las riendas de tu alimentación y cambiar todos los hábitos que nos han llevado a ser como somos.

También sé que es duro trabajar y ser madre. Pero no comprendo los comentarios del tipo del comentario de ayer o el del corte del pelo.
Fíjate, Yo casualmente he cambiado de peinado y solo 3 compañeras de trabajo me hicieron comentarios al respecto: dos de ellas amigas y la otra pues una persona que en ese momento decidó decirma algo.

Los demás no dijeron nada de nada.
Y no le di importancia.

No se puede vivir mirándote al espejo de los demás. Si no congenias con esa gente no es el fin del mundo. Pero no te debes sentir inferior a ellos, pero tampoco superior. Algunos comentarios tuyos denotaban superioridad, o por lo menos a mí me lo parecía.

Bueno, me despido y sigo con mi vida.

Saludos.
Anónimo.

Anónimo dijo...

No hay nada peor que tratar de luchar por vivir en un equilibrio entre sentirte nadie y subir a lo alto de la ola, te entiendo melora, y entiendo que el anonimo no sepa conprendernos, solo cuando tu vida es una lucha interna puedes comprender a los que son como tu.
eva

Melora dijo...

No quise molestarte "anónimo" es solo que cuando se le da importancia a determinadas cosas estúpidas ( como lo del pelo ) no siempre es signo de immadurez, a veces es sintoma de cosas más profundas, como explico en el post. A veces es más la rabia de uno mismo por consentir que eso te afecte que el hecho de que te moleste en sí. Es más complicado de lo que parece.

Melora dijo...

¿veis? son este tipo de cosas las que me hacen sentir mal. Yo se que en el momento en que escribo en internet me expongo a que todo el mundo opine y a que no me guste lo que oigo aunque sea verdad. Mira, lo de anonimo lo decia porque prefiero dirigirme a un nombre, no por otra cosa, somos todos anonimos con un nombre que nos da cara y ojos ¿no?
Por otro lado, me cayó mal porque a veces, cosas como el corte de pelo, pueden parecer signo de immadurez, pero en otras ocasiones es un grave problema de inseguridad. Luchar con tu mente y tus sentimientos para que cosas de gente que solo forma parte de tu vida de manera accidental no te afecte es muy duro. Es como una fobia o miedos, hay que tratarlo porque pude llegar a consumirte y casi siempre es más la rabia de dejar que te afecte que lo que te han dicho en sí. Hay gente para todo y a mí me ha tocado eso. No quise molestarte, ni incomodarte, es solo que hay mucho, mucho más que quizás mi blog no ha sabido transmitir. Y lo que dices de los comentarios de superioridad, es en parte lo que dice otro comentario del dia de hoy, tratar de ser estable, intentar no pasar del sentimiento de inseguridad a estar euforica es dificil. Por eso, al estar hundida e intentar resurgir quizás haga comentarios que parezcan que me creo mejor que otros, pero te aseguro que no es así. Trabajo con gente y me alimento cada dia de lo que me aportan porque no creo que sea mejor ni peor. En fin, que te invito a una tregua y a que si quieres estemos en contacto via email. Y si me permites un consejo, goza ahora que tienes un bebe, porque si te animas a tener otro, la faena se multiplica por 5. A mí me lo decían y hasta que no lo he vivido no me lo creía. En fin, buen fin de semana

chati dijo...

Ahora guapisima, me toca a mi, eres una super mujer y eso aunque lo sepan muchos somos pocos los que realmente lo apreciamos, sigue luchando, recuerda que son pocos y cobardes (mireia) por cierto que me has querido decir en el blog con lo del espejismo, referente a la receta¿? mil besos

Clock

Archivo del blog