Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

29 de agosto de 2008

Por aquí ando


Ya estoy un poco más mejor, y es que la vuelta a la rutina es tremenda. Por un lado lo deseo con todas mis fuerzas, pues llevo 60 dias sin seguir una rutina marcada y eso para la comida no es digamos ventajoso, pero por otro ... por otro me da panico, la vida social me puede, de pequeña no queria ir al cole ni a la vuelta de verano ni en navidad, solo queria estar en casa con la mama mia donde me sentia protegida y sabia que no me iba a pasar nada pues así había sido durante las vacaciones, volver al cole era como volver a la jungla, donde tenía que luchar, vamos, lo que viene siendo la vida real, y eso me entristecia, bueno, basicamente, me daba un palo ... hoy en dia me pasa exactamente igual, lo mismo. De hecho, dicen que hay mas divorcios en septiembre por haber pasado en vacaciones mas tiempo juntos, sin embargo, nosotros lo pasamos peor ese mes al tener que separarnos, pues -sin que este verano, ya sabéis, sirva de precedente- pasamos todo el tiempo, pero todo el tiempo juntos. La cuestión es que la ultima semana antes de volver al cole siempre me pongo muy mala, muy nerviosa, lo paso muy mal. Intento centrarme en otras cosas, pero este año es especialmente dificil, pues preparo mi vuelta al cole, y la de mis hijos. No quiero sopa, pues tres platos.

La cuestión es que llevo desde el martes descontrolada, primero por lo que me dijo el médico, que tenia que perder un quilo para estar dentro de la estadística ( de perder 15 kgs en los tres primeros meses), a mi cuando tengo que hacer algo de manera obligada no me sale, tengo que querer hacerlo, no se si me explico, a mi trabajar bajo presión me gusta, pero que me digan lo que tengo que comer sin darme opción a saber si yo quiero o no ... Luego llegó el miercoles, como la dieta liquida me fue tan bien el otro día, decidí hacerla los lunes y los miercoles también, pero ese día que por cierto fue mi santo, ibamos al tibidabo y por la tarde venian unos amigos a merendar a casa. La cuestión es que el tibidabo de fábula, yo con mi batido, mis zumitos ... todo bien, pero llega a casa y prepara los bocadillos, las patatas, el fuet ... era muy duro, tenia hambre y decidí no pasar la tarde mal, así que me preparé unas tostadas con salmón y merendé, pero claro lo que ocurrió es que abrí la vera, me subí en la montaña rusa y alaaaaaaaaaaaaaaa comí, vamos, hasta miedo me da a mí de lo que comí. Ayer más desmadre si cabe. ( Lo siento Jordi )La cuestión es que fatal. ¿lo bueno? Lo bueno es que hoy me he levantado, y lejos de dejarme llevar, de acabar de hundirme, me he visto con fuerzas de hacer dieta líquida, pero por la simple razón de que sé que al día siguiente me encuentro como más limpia, como más ágil. Y oye, son las 11 de la noche, y a pesar de haber comido en el burguer con mis hijos, y estado en el parque con chuches y patatas incluidas, no he comido mas que lo que me tocaba. Me reto a mi misma, pero más que con la comida con la paciencia, pienso, "eh, que mañana podrás comer lo que quieras, que es solo cuestión de tiempo que desayunes una pulguita, o que comas carne a la plancha o que meriendes una fruta" Es un poco, como a ver quién puede más, si mis ansias o la conciencia que está naciendo en mí. En fin, que no sé si entraré en las estadísticas, yo creo que va a ser que no, pero que hoy lo estoy volviendo a conseguir, y que poco a poco, me acostumbraré a que durante dos dias a la semana mi cuerpo solo tendrá líquidos porque tampoco le hace falta más. Gracias a los ánimos que me dais, a no sentirme sola, todo es posible.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando sea grande quiero ser como tú.

Pasta Lover dijo...

Ánimo mujer! A ver si la vuelta a las clases te ayuda a volver a entrar en una rutina de comidas. Yo también he tenido días de bajón en los que he visto que no perdía nada de peso, a pesar de los esfuerzos y decir.....¡qué narices! ¡Hoy paso de controlarme! Y he comido lo que me ha apetecido sin miramientos. Por eso, tenemos que aprovechar las buenas rachas, en las que por algun motivo estamos más animadas, para que compensen las malas. Un abrazo.

Clock