Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

7 de septiembre de 2008

Cambio cigarro por patata


Dejar una adiccion es una putada, eso lo sabemos todos, porque tu cerebro se centra en algo que tu no quieres, pero que a su vez no te deja pensar, ni actuar, ni hacer las cosas libremente, y hay que aguantar. Cómo, con el tabaco no lo sé, nunca lo conseguí dejar a pulso salvo por hipnosis, con la comida, creo que lo voy entendiendo. Por un lado los famosos 5 minutos que me regaló mi marido y que me van de fábula, con eso he superado muchos momentos críticos. Gracias mi vida y ánimo, hoy otro día sin fumar en circunstancias difíciles, y es que no hay nada como pasar la tarde con un buen amigo con el que has fumado durante todo el verano. Animo, tú si que puedes. La cuestión es que por la tarde al parque han traído patatas, pero no cualquier tipo de patatas, de churrería y no de cualquier churrería, sino de esa especial, de esa donde las patatas son perfectas, donde no son grasosas, donde....... ummm están deliciosas, bueno, deben estarlo porque no he comido, ni las he probado. Y es que estas todo el día diciendo que no, no, no y no. Es una putada. La cuestión es que le digo a mi marido "si tú llevas todo el día sin fumar, yo puedo estar sin comer un patata" y me dice "tú comes una patata y yo me fumo un cigarro" pero los dos sabíamos que no podía ser, porque los dos sabíamos que no iba a ser solo uno, y que en el caso de ser realmente uno solo no valía la pena.

Vamos, que creo que es la primera vez que no nos hemos engañado mutuamente para conseguir lo que queríamos sin remordimientos. Bien por los dos, pero sobre todo bien por él. Porque de lo que me he dado cuenta es de que con la comida yo tengo que aguantar el achuchon del bocata de nocilla, pero si dejo pasar 5 minutos y cambio de actividad lo olvido. Sin embargo, creo recordar que con el tabaco no había ni un segundo de tregua, y eso era agotador. Es como si con el tabaco tuviera que tener la pesa de 100 quilos aguantándola todo el rato, sin embargo con la comida de vez en cuando, y cada vez por más tiempo puedo dejarla en un rincón y descansar.

De lo que estoy muy contenta aunque parezca pesada es de mi cambio en los hábitos alimenticios, hay cosas que ya no las como por norma, porque ya no forman parte de mí, con y sin balón : los dulces, los fritos, el cerdo ... y eso me hace estar contenta. Además, hoy también he hecho deporte por la mañana. A ver mañana que me tengo que levantar a las 6, a ver como lo llevo.

En fin, un besazo exgordonautas, y feliz semana.

1 comentario:

Pasta Lover dijo...

Hola Melora, me alegra verte tan mentalizada.

Yo dejé el tabaco hace ya 10 años, cuando me quedé embarazada de mi primer hijo. Por aquella época fumaba un paquete diario y pensaba que nunca iba a poder dejarlo, pero fue facilísimo. Supongo que la fuerza me la dió el pequeñín que crecía en mi interior. Desde entonces no lo he vuelto a probar ni he sentido "mono" ni nada, solamente en sueños me he fumado algun que otro cigarrito (¡este subconsciente!).

Por el contrario, me está resultando más duro el tema de la comida porque la tengo que ver todos los días.

Sigue así, con determinación, que al final verás los resultados y habrá merecido la pena el esfuerzo.

Un abrazo

Clock