Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

24 de septiembre de 2008

Cuando la luz ilumina mi camino

Todo cambia cuando una luz te aclara tu entorno, jo, parezco de una secta pero es que es así. El hecho de no autoengañarme, de no justificarme, de exigirme, de superarme por poco que sea es fabuloso. Ayer al final no pude ir al médico y me fui a comer con Ester, lo pasamos bien, ¿verdad guapa? Otra valiente del balón. En fin, que gracias a su comida descubrí un truquillo, y no puedo por menos que compartirlo con vosotros. Os parecerá un poco cutre pero funciona. Me pedí una ensalada de arroz, en principio todo lo que llevaba lo podía comer y me gustaba. Pero al tenerla delante descubrí que llevaba pasas, y lo siento, no puedo con ellas. ¿Qué hice? Me comí la ensalada pero las iba apartando. Y me di cuenta que comía muy poco a poco, pendiente de separar las pasas mientras disimulaba. La cosa es que cuando me pido ensaladas miro que me guste todo lo que llevan, y si hay algo que no me gusta pido que no me pongan. Sin embargo, me he dado cuenta de que si hay algo que no me gusta puedo aprovecharlo para comer poco a poco. No sé, quizás sea una tonteria pero resultó, y así tomo conciencia de ir comiendo poco a poco que es lo que necesito y es mi asignatura pendiente en el tema del balón.
Más cosas, aprovecho la nueva temporada otoño para ir renovando mi vestuario, es fantástico, hoy sin ir mas lejos me ha comprado unos tejanos en el mercadillo de la talla 46 , sí sí la 46, sí, vale, me apretan un poco mucho, pero la idea es aprovecharlos un poco, todos me van grandes y me quedan muy feos. En fin, que voy a ir renovando mi vestuario y quiero comprarme unos zapatos de cuña guapísimos de tacón que me quedan de vicio. Pero ¿cuando? pues a medida que pierda quilos, es decir, voy de tiendas, elijo lo que me gusta y luego me pongo metas, por ejemplo : la chaqueta de punto gris cuando llegue a los 86 y pico , eso espero que sea mañana. Los zapatos cuando llegue a los 85 clavados. Un par de jerseys cuando llegue a los 84 y así sucesivamente. Puede parecer otra gilipollez pero a mí me motiva un montón. No es decir, bueno cuando pierda peso me compro ropa, no, es saber qué es lo que quieres, ir a verlo, probartelo y decidir que cuando me lo haya ganado me lo compraré.
Pues eso, que espero llegar mañana a los 86, y si no, prometo no hundirme, sino seguir en la línea, porque siempre, siempre se puede hacer mejor. Y yo el lunes decidí mejorar cada día.

2 comentarios:

Pasta Lover dijo...

Buenos días Melora,

Aquí, de nuevo, leyendo tu diario. Me alegro que estés más positiva, sacando provecho a las pequeñas cosas de la vida, por muy "tontas" que puedan parecer.

Me ha gustado la forma en la que vas a premiarte. Una talla 46!! Genial! Yo hace poco me compré la 48 por querer ir a lo seguro, y ahora, me arrepiento un poco, pues creo que no va a durar mucho. Pero bueno, tengo en el armario un buen repertorio de ropa "antigua" de, incluso la 44, que me gusta probarme de tanto en tanto, para ver como va entrando cada vez mejor.

Ánimo y a por los jerseys!!

Un abrazo.

Melora dijo...

Gracias wapa, lástima que no todo dependa de uno mismo y a veces encuentras dificultades en tu camino. Pero bueno, no hay mal que cien años dure. qué le vamos a hacer.

Clock