Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

3 de junio de 2008

Creo que tengo hambre ¿ será posible ?


Ayer opté por cenar, por respetar las comidas, y se me fue la mano. Apenas cuatro cucharaditas de puré de verdura. Judía verde cocida con caldo de cocido de la mama mía, para que tenga más sabor, idea de la mama mía también. En fin, la cosa es que me como el puré, poco a poco, deshaciendolo en la boca como me dijo la nutricionista ¿ me puede decir alguien cómo se deshace un puré ? ¿qué por eso es puré ? Bueno, pues se deshace más todavía, cosas de brujas, creo yo, otra vez. En fin, que digo, va, me animo con un yogur. ¡En qué momento! Madre mía, no lo pude acabar, lo trituraba más si cabe, lo saboreaba. Y el baloncito dijo ¿yogur? Pues va ser que no. Y empezó la fiesta, una arcada por aquí, un mal estar por allá, que ahora no me sienta bien, que ... que lo 5 metros lisos al baño. A devolver... Mea culpa, el yogur actuo en mí como una sobredosis de pizza, seguida de helado y para contrarrestar el dulce, un poquito más de pizza, por aquello de las mezclas. En fin, ¿ la parte buena ? Que después me encontraba la mar de bien. Hoy me he levantado y la mejor parte ha sido al ponerme la ropa. No es que esté superdelgada, pero antes la manga corta de la camisa me apretaba, ahora ya no, y los pantalones me bailan un poquitito, que bailen, que bailen... Pero es que tengo algo en el estómago, COÑO EL BALÓN, no no es eso. Se me pone algo, no sé si es hambre, ¿podrá ser? Hay momento de pequeños espasmos, como ahoooooooorrrrrrrrrraaaaaaaaaaaaaaa, ay, que daño, pero luego tengo como hambre, luego se pasa. No sé, la cosa es que hoy no puedo ir a comer a casa y me he traído un actimel para comer, de nuevo hoy, probaremos el puré, eso sí, sin yogur. El yogur en mi vida tendrá que esperar. El yogur y los bombones; me explico, no sé como se llaman, pero al tener a mi segundo hijo una compañera de trabajo me trajo una caja de bombones deliciosos, son bolas de chocolates con una almendra por dentro y una capa entre la almendra y el chocolate de fuera de caramelo o algo así. Bueno, no sé como se llaman porque tampoco me hace falta, voy a la pasteleria de Diagonal y digo, quiero esos, sí los de la caja grande. Bueno, eso era antes. Con el tiempo espero poder comer alguno, alguna vez, entre nosotras, era lo mas parecido a un orgasmo que he encontrado... Y hablando de orgasmos, ¿qué hay detrás de una mujer que hace dieta? Un hombre que pasa hambre. Sí, ese es mi marido, pero eso os lo contaré otro día.

1 comentario:

chati dijo...

Hola guapa, el yogur no te lo recomiendo por ahora porque el tema lacteos con el balon no pegan mucho, pero tambien te digo que hay gente que tolera unos alimentos mejor que otros, solo hay que ir averiguando paso a paso lo que te apetece y te sienta bien, un beso

Clock