Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

5 de junio de 2008

Sorprendentemente OPTIMISTA


Empecé el blog para desahogarme y explicaros lo que me pasaba. Pero esta vez no puedo hacerlo, y la razón es simple, NO TENGO NI IDEA. Por un lado siento rabia por no poder comer lo que quiero, me siento como una niña mal criada que no tiene lo que ella quiere "jooo, no tengo mis galletas", con un ingrediente añadido, que soy yo misma la que se ha traicionado, me explico. Es como "misterjai y doctoryeki" ¿así se dicen no?. En un acto de valentia y sin encomendarme a nadie me puse el balón, sin pensarlo ( creo que de haberlo pensado no lo habría hecho) y ahora está la niña flojucha y caprichosa que no quiere. Bueno no quiere, no quiere estar sin comer, pero sí quiere perder peso, es un lío. Me explico, como os decía antes me siento rabiosa y enfadada por un lado, no chocolate, no chuches, no patatas, ¿como cuando hacía dieta antes ? NO, ahora la cosa ha cambiado, porque ahora no es que no coma cosas que no engorden, ahora no como aquella comida que no me toque, que es bien diferente. Creo que es eso lo que tengo que aprender, antes hacer dieta era comer cosas que no engordaran, y eso se iba dilatando hasta acabar comiendo cosas que que engordaran poco, y llegar hasta donde no debía, ya no hablemos de las cantidades. La cuestión es que por otro lado no me acabo de acostumbrar a esa sensación de ganas de comer, dice la gente que me acabaré acostumbrando, pero yo empiezo a pensar que no será así, me parece imposible acabar acostumbrandome a vivir rodeada de comida y no sentira atracción por ella. Recuerdo cuando dejé de fumar, que me obsesionaba tanto tener un desliz y volver a fumar que soñaba con ello. Soñaba que estaba fumando y me decía, "¿ves? ya ha caído otra vez" Ahora es un poco lo mismo, estoy tan obsesionada con que no llegaré a acostumbrarme que no sé si lo conseguiré. Y por último y no menos importante, mi otro sentimiento que me acompaña : un optimismo grande grande grande. Sí, a pesar de esa rabia y ese desconcierto estoy sorprendentemente contenta. No sé muy bien como ni porqué, la cuestión es que tengo ganas de reir, y no es que haya perdido cien mil quilos, o yo qué sé, creo que lo que pasa es que en el fondo de mí está claro que por fin, depués de mucho tiempo, a pesar de la renuncia a los caprichos, a tener morretes, a gruñir de vez en cuando cual niña malcriada sé a ciencia cierta que por fin estoy haciendo lo correcto, y eso, eso es muy satisfactorio.


PD. Anoche ya no aspiré a una hamburguesa, anoche mi ansia y deseos de comer se transformó en un palito, un mísero palito de pan de los que come mi hija cuando va a la guarde. Me engañaba pensando que solo era un palito, que lo desharía en la boca, que no podía hacerme daño, que no podía engordar... Cual traicionero puede ser el subconciente. Sin embargo, la botella de agua ganó y no me dejé vencer. Agotada me fui a la cama, sabiendo que aun quedan muchas batallas que ganar. Al menos cada día una.

3 comentarios:

chati dijo...

Me alegro que te sientas optimista, pues aunque no lo creas tienes muchos motivos para serlo, te has concienciado de que tus kilos no te aportaban nada y los estas quitando y aunque flojees mirando la comida o pensando lo que podrias comerte, estas empezando una batalla que ganaras con toda seguridad, ganando belleza interior (salud) que florecera en belleza exterior y esa lucha es digna de una mujer muy valiente, si comes sano y te cuidas es el mejor ejemplo para tus hijos. Aunque eso no quiere decir que una vez ganada la batalla puedas echarte un bombon a la boca de vez en cuando pero sin que te domine la ansiedad, si no que decidas tu que comer y que no. Besos

Melora dijo...

Muchas gracias Chati por tu apoyo, de verdad, qué pasada esto de la internete ¡ cuanta gente estoy conociendo ! way

Blue Myri dijo...

Hola Melora!

Como estas?

Te saludo del otro lado del mundo.

Me llamo Myriam, pero todos me dicen Myri.

Entiendo perfectamente de todo lo que hablas.

El "sobrevivir" a las tentaciones es nuestro dia a dia, creeme.

Yo tengo una cirugia que se llama manga gastrica o tambien conocida como gastrectomia en manga, tuve muchos problemillas para aceptar este "cambio" por que creeme esto es un "cambio de vida y de por vida".

El realizar la cirugia no es nada dificil, te lo puedo asegurar, lo interesante viene despues de ella, el reto, el cambio de habitos, el cambio en todos los sentidos.

Un abrazo

Myri

Clock