Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

15 de noviembre de 2008

Día de sorpresas


Es sorprendente los cambios que da la vida, cómo entiendes una cosa de una manera y cómo puede llegar a cambiar. Me explico : hoy es sábado, desayuno con la familia : un biquini. Y hoy teníamos comida, merienda, cena familiar por un cumpleaños. Así que bueno, no he comido nada hasta la comida, y entonces bueno : pollo al horno, un muslo y un canelón. El pastel para la merienda, y así ha sido. Hemos merendado un trozo de pastel ( bizcocho con chocolate ) y alguna chuche, lo sé no debo. Sin embargo, luego me he ido a casa, y ya está. Nada más. Ni me he planteado cenar, y esto era la primera que me pasaba. Normalmente aprovechaba estas situaciones para decir : barra libre. Sin embargo, no lo he hecho. Vale, es un cumple, pero eso no significa que puede desmadrarme del todo y resulta como muy gratificante.

Por otro lado me he dado cuenta de algo, mi vida personal, más bien, los pensamientos sobre ella no me abandonan, pues no son pequeños los descubrimientos que he hecho ultimamente. Sin embargo no dejo de sorprenderme. Hoy, y sin venir a cuenta me he venido un pensamiento bastante curioso. Hace poco me di cuenta de que me había traído a este momento de mi vida en pareja el miedo a estar sola. Por eso había perdonado con esa facilidad acciones que no han sido nobles por parte de mi marido. No digo con ello que no debiera estar con él. Yo sé que seguiría con él, pero habiendo estado en mi sitio, y en tal caso la calidad de mi vida como persona y mujer hubiera sido mucho mayor. Entonces, y así se lo hice saber, se lo comenté, y le dije que ya estaba bien de miedos, que si esto se acababa, pues qué le ibamos a hacer, que yo no podía escribir el camino de los dos, de esta familia, que debía de ser juntos, que si me ponía los cuernos y me engañaba durante un año, pues que no sería la primera ni la última. La cuestión es que dije las cosas como sentía. Pero no me había dado cuenta de todo. Hoy me he dado cuenta de que si yo le controlaba tanto, si le exigia y le hacía ver que se tenia qeu controlar, no era porque es lo que se tiene que hacer. Sino porque yo sabía que si él hacía algo que nos perjuricara yo no tendría alma de castigarle. Así de simple. Mejor no hacer nada, a hacerlo ¿por qué estaba mal? No, porque yo no sabría enfadarme. Incluso esa responsabilidad se la pasaba a él. Ha sido raro darse cuenta de algo así. Pero es lo que hay, es bueno conocerse a uno mismo y yo me voy conociendo poco a poco. Ahora sé que no debo tener miedo, que yo valgo, aunque haya gente que no lo vea. Y que si llega un día que uno de esos que no lo ven es mi marido, pues qué le vamos a hacer. Pero no puedo seguir por miedo, ni por no saber plantarme. Eso está claro. Ahora mismo no tengo miedo de quedarme sola, pero por una razón muy simple. Porque me tengo a mí. Y empiezo a verme.

No hay comentarios:

Clock