Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

9 de noviembre de 2008

Normalmente...

He estado muy tentada aborrar los post anteriores, los leo y me avenguenzo ¿ cómo puedo distorsionar tanto la realidad ? ¿cómo puedo dejarme llevar por resortes que no controlo? ¿cómo puedo llegar a sentirme tan miserable ? Ni idea. Lo único que sé es que ahora me doy cuenta de que mi vida ha estado condicionada por las decisiones que he tomado en esos momentos, que yo creía que eran reales. Y ahora sé que no es así. Pasa algo, lo que sea, y distorsiono la realidad, tanto de y qué manera, hasta el punto de descontrolarme. Y entonces actuo. Y por ello las consecuencias no son las que yo quiero. Por eso no he borrado los post, porque son parte de mí, que tengo que aprender a controlar no a borrar, que es lo que he hecho siempre. Cuando he hecho algo o me han hecho algo que no me ha gustado lo trato de olvidar, actuo como si no hubiera pasado, pero no le hago frente. Y así no se solucionan las cosas. Los problemas hay que verlos de frente y aceptarlos ( y yo aquí dando consejos con todos los marrones que tengo ) Y los tengo. Imagino que en psiquiatria esto tiene algún nombre, pero yo no necesito saberlo solo necesito verlo venir. Solo necesito permanecer en esa línea normal, sin verlo todo negro o blanco, sin verlo todo perfecto o destrozado. Y permanezco normalmente siendo consciente de lo que tengo, de lo que arriesgo, de lo que no tendré nunca, de lo que tendré siempre, de lo que no me faltará nunca ... normalmente es así. Pero entonces veo amenazado algo, algo que me importa y que me da panico perder ( herencia materna la de angustiarse por todo, por todo y por nada) y desvarío. Y me hundo. Con los años ( puesto que el problema en la pareja lo compartimos ) hemos aprendido a encontrarnos antes, o a no irnos del todo, y vamos consiguiendo asentarnos antes para no acabar en una hecatombe. Porque objetivamente profesionalmente tengo un trabajo estupendo, tanto que no tengo la sensación de ir a trabajar sino de ocupar mi tiempo en algo. A nivel familiar, tengo a los mios cerca, que a su manera ( que no tiene que ser la mia ) nos cuidan y sé que nunca, aunque sea gruñendo, nos va a faltar de nada. En casa tengo unos hijos maravillosos, y un marido que lucha cada día por superarse. Y entre todo esto maravilloso hay cosas que pueden representar una amenaza, cosas que no debo controlar. Porque debo aprender a querer y no a esperar que me quieran, debo aprender a mirar y no a decir por donde hay que ir, debo aprender a soltar riendas y dejar que el destino haga su trabajo. Decidimos hacer cosas que nos definen como personas y a las que no podemos renuncias, y puede que eso sea una amenaza, o no. Y puede que eso nos separe, o no. Pero tengo que relajarme, tengo que dejar que la vida sea vida y no control. Que los sentimientos florezcan y no que los sentimientos sean controlados. No puedo decir qué es bueno o malo para la familia, porque yo no soy toda la familia. Porque además mis criterios están basados en el miedo, no en la coherencia. Vivo demasiado angustiada como para ver con claridad. Así que dejaré que los sentimientos, las decisiones, los deseos, las ilusiones de cada uno hagan su camino, y mientras lo compartamos lo gozaremos, imagino que puede incluso que sin compartirlos de manera natural queramos formar parte de ellos. En cualquier caso, la historia de la humanidad está formada de infinidad de caminos que nosotros decidimos ir formando, pero yo no puedo decirle a nadie qué camino debe seguir, ni por donde tiene que ir, aunque eso suponga no tener lo que yo quiero. Si hace unos días, hoy hace una semana, decidí soltas 2 riendas, hoy suelto otras 2, y poco a poco cojo las de mi vida. Y es que hay mucho que arreglar en mí, para que las cosas funcionen, pero ahí estoy, y eso es lo que importa.

No hay comentarios:

Clock