Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

7 de noviembre de 2008

Mi autosicoanálisis


PORQUE POR MUY MAL QUE ESTE EL DÍA UNA SONRISA NUNCA ESTÁ DE MÁS


Si bien es cierto que avanzo, a veces creo que son puros espejismos, no me resulta fácil, nada fácil. Y no me refiero a los quilos. Trato de saber de una vez qué es lo que me pasa, intento descubrir cual es lo que me desestabiliza, pero no consigo verlo y recaigo una y otra vez, una y otra vez ... Aunque creo que empiezo a entender. Y creo que es más simple de lo que creo. No tuve de mi padre lo que yo necesité. Quizás sea duro decirlo así, pero siempre me machacó, y no por mí sino para hacer daño a mi madre con la que tenía problemas. Su favorita fue y es mi hermana y eso me hizo crecer sin un amor paternal que me hiciera sentir segura. No recuerdo haber abrazado nunca a mi padre, ni el a mí. Es así de simple. Recuerdo de pequeña cuando empecé a hacer dieta que estaba cenando mi pechuguita a la plancha, pasó por el lado y me cogió un trozo. "joo, no que solo tengo esto de cena" le dije "tu hermana, esa sí me lo da todo, no como tú" y así siempre. Ella le cogía dinero y no pasaba nada, yo te cogía calderilla y me maldecía. Así he crecido y creo que eso ha hecho que busque en los hombres ese amor que no he tenido y por eso no sé tampoco relacionarme con ellos. Me explico, no sé lo que es normal, no sé lo que debo o no aguantar. No se si tengo derecho a quejarme de algo o simplemente exagero. No tengo ni idea. De pequeña, bueno, quizás con 10 años, como en mi casa se chillaba mucho y no habían formas de ningún tipo escribí unas normas y las puse en la nevera, eran como, no se debe chillas, las cosas se piden por favor, cuando alguien coge algo de otra persona se debe pedir, tenemos que comer todos en la mesa ... tonterías pero que yo creía que eran importantes. Todos se rieron de mí, mis padres... me trataban como si no pudiera aportar nada a sus vidas, fue una de las primeras veces que me sentí ridicula. Y eso hasta hoy, hace poco propuse a un grupo de amigas ir a un parque de estos infantiles a cenar, a un sitio de esos con toboganes y bolas que tambien hacen cenas para los adultos. No vale la pena decir lo que me comentaron, fue una de las ultimas veces que me he sentido patética, bueno no, la última fue cuando a un amigo le dije que en el trabajo nadie me decia que perdia peso, que entendia que él como era hombre no me dijera nada porque los tios no se fijan en esas cosas, él asintió y me dijo que ya, que la gente hay que ver como es. Se lo comenté porque creía que había cierta confianza. Dos días mas tarde me crucé con el mientras le preguntaba a una compañera si estaba mas delgada que se le notaba mucho. Me sentí imbecil recordando cómo me decia que sí que tenía razón y luego él ... El hecho de no haber tenido un modelo masculina que me protegiera y me cuidara, el hecho de tener esta cabeza tan traidora que no me permite olvidarme de esas cosas y que yo de naturaleza son una histérica hacen que esté totalmente desorientada en mis relaciones. La inseguridad para la gente es como el miedo para los perros; lo huelen. La gente no quiere estar rodeada de gente patética y ridícula. Yo nunca me he hecho valer, siempre he ido detrás de los demás tanto si tenían razón como si no, y aunque no han querido saber de mí yo he insistido, y por eso además era una pesada. Lo soy. Y no pasa nada, cada uno es como es y punto. Pero el problema es que no me gusto. Ya lo comente, y os puedo asegurar que quiero quererme, que trato de defenderme tanto como puedo, que creo que lo valgo ... sin embargo, me cuesta.


¿ Tan descabellado es decirle que me siento dolida porque no me preguntó por ese proyecto?¿Tan descabellado es que después de lo que ha pasado este verano me sienta amenazada yendose con otras personas, otras chicas, otros grupos dos meses fuera del país? Yo pienso que no, sin embargo, soy una histérica. Siempre lo he sido y de pequeña no me ayudaron a corregirme, pero sí se rió de mí, mi padre, claro. No tengo valor de tomar decisiones, no tengo valor de estar sola ( tienes razón, quisiste irte y te puse excusas para que no lo hicieras). No tengo valor para verme y quererme tal y como soy porque la mayor parte del tiempo me doy pena.


¿ Qué siempre estoy contando desgracias ? Pues sí, y empiezo a pensar que tengo un serio problema, que realmente en esta cabezota pasa algo. Creo que únicamente es la necesidad esta de tener amor, ese amor que mi padre decidió no darme ( por mucho amor que me procese decidió no demostrarme nada ). Creo que lo que me queda es que nadie batalló por mi al mundo, porque creían que yo podía sola con él. Y así se lo hice creer pues yo me he enfrentado a todo siempre. Pero no lo hacía para que se dieran cuenta de que yo podía y me dejaran sola, sino para llamar su atención y estuviesen orgullosos de mi. Y de nuevo conseguí el resultado contrario.


Y ahora, ahora tengo un marido al que adoro, al que cuido, pero no le sé dar lo que el necesita, y hago lo mismo, aguanto lo que pasa para ser diferente, para que puedas decirle a los demas lo comprensiva y enrollada que es tu esposa, y solo lo hago por llamar tu atencion.


Ahora ya no importa. Tengo que conseguir saber cómo paliar ese vacio, o tengo que aprender a vivir con el. Pero no puedo permitir que condicione mis actos llenándolos de miedo, de enfados... No puedo permitir que los fantasmas del pasado condicionen mi presente, mi futuro. Por mucha necesidad que tenga de tener a alguien que me abrace, de sentirme querida, no puedo permitir que eso condicione mi vida. Ahora veo que llevo 10 años haciendo las cosas para que no me dejaran. Es así de triste. Consintiendo y perdonando para no quedarme sola. No porque yo era así, por eso, acababa explotando y diciendo cosas fuera de lugar que ofendian, o pero aún, dando alas a cosas que no aprovaba para luego perder los papeles y desgraciarlo todo. Soy o no patética. Tengo que ser yo, y tengo que serlo siempre a riesgo de quedarme sola. No he dejado de hacer cosas mal en mis relaciones, pues bien, al menos si lo hago mal que sea por como soy, no por como quiero ser para agradar. La amistad, ni el amor se mendiga. Yo ya llevo demasiado tiempo mendigando y eso me hace sentir más patética todavía. Si me lo quieren dar que me lo den y si no, aprenderé a quererme yo, tengo que hacerlo igualmente, pero se acabó ir detrás para que me quieran. No puedo, no debo. No me lo merezco.

No hay comentarios:

Clock