Nota aclaratoria publicidad ....

Alguien ha invadido mi blog con publicidad, cuando lo abrís, la publicidad se abre con él. Alguien lo ha hecho para beneficiarse con mi blog. Os ruego que si alguien sabe cómo quitarlo me lo hagáis saber. Un beso y gracias.

3 de noviembre de 2009

Derrotada. Hundida. Me rindo.

Me rindo. Hoy al menos me rindo. Es desesperante. Durante estas semanas he comido relativamente bien, sí, con mis chuches, no más de lo que os he contado. He hecho cada día una hora mínima de elíptica, cuando no dos. En principio he quemado cuanto menos 850 calorías a base de pedal. Estoy tomando ALLI. ¿ Y cual ha sido el resultado ?
He cogido 2 quilos.
Dos quilos por el amor de Dios, todavía no me lo creo. No me lo creía y me he pesado despues de la wii en la báscula casera. Dos quilos. Tremendo.
No tengo excusa ... se me acaba de ir la regla, no estoy hinchada. No, no he hecho no se cuanto de musculo porque los pantalones son los pantalones de cintura, como son. No he perdido, iba preparada para perder quilo y medio, me había mentalizado. He apostado fuerte, he perdido. Decidí que fueran 5 semanas para que el peso perdido fuera real, sin trampas de ayunas, sin trampas de ropa ... sin historias. Y he perdido. Está claro que no he aprendido nada. Que no sé comer sola, que no sé alimentarme bien. Está claro que sola no puedo. Y es que me siento tan agotada, tanto. Llevé el balón y crei que me había servido para aprender. Pero a mí para aprender no me ha servido. Mi vida ... no sé como llevarla. Soy una malcriada una consentida que no sabe qué es un sacrificio. O sí. No lo sé. Ahora mismo sería capaz de dar miles de versiones de lo mismo. No sirvo para nada. No sirvo para no fumar porque lo deseo, ni para fumar porque tengo remordimientos. No sirvo para comer porque acabo devolviendo ni para no hacerlo porque el hambre me hace tener mal humor. Nada me vale. Ahora mismo nada me vale.
Sé que no tengo excusa, que estoy bien, que mi familia está bien. Y eso es importante.
Sé que no puedo quejarme, pero es que estoy agotada. He apostado por mí, y he perdido.
Sé que soy una afortunada de la vida, que tengo muchas cosas que otros no tendrán nunca.
Sé perfectamente lo que tengo que comer, lo que tengo que hacer. Sé que no se ha acabado el mundo. Sé que esto no es importante. Pero yo no quiero volver a pesar 100 quilos, no quiero, no quiero ...
Si decidí hacer estas 5 semanas es porque me llegué a plantear ponerme otro balón. ¿Por qué no? Me había ido bien, me entró el pánico, y me vi con 100 quilos. En un alarde de prudencia decidí hacer estas 5 semanas apostando por mí. Me ha costado horrores no pesarme, estaba tan ilusionada, estaba tan segura de perder .... tenía que perder ... ¿como no hacerlo con el deporte que he hecho y lo medianamente bien que he comido? Pues hay algo que no he sabido hacer. Estaba tan segura de que iba a perder, tan segura que no volví a valorar la posibilidad de ponerme el balón, porque con lo que estaba haciendo iba a perder seguro. Pero no ha sido así. Me equivoqué. Y pienso en ponerme otro balón, me veo en navidad con 100 quilos a este paso,con estos desfases, con estas desconexiones de la realidad. Pero ... ¿quien soy yo para gastar miles de euros de mi familia en mi ? ¿Acaso no debo sacrificarme más todavía ? Pero sé que no puedo. Tengo tantas cosas en las que pensar, y lo sé, ni mas ni menos que cualquier madre, lo sé, sé que no soy mejor ni peor, que no tengo mas derechos que otras madres, lo se. pero es que no puedo, no puedo con todo. No puedo estar siempre templada con mis hijos, con buen humor y siendo objetiva en sus castigos, en sus atenciones, controlandome. No puedo estar 8 horas rodeada de gente a la que le soy indiferente, y sé que no pasa nada, que no es importante. No puedo ocuparme de la cocina, de las cenas, de los desayunos, de las duchas, de la ropa del día siguiente, de que la casa este recogida, de lo que vamos a hacer el fin de semana para que no se haga tan duro. Y sé que mi marido me ayuda y quiere hacerlo, lo sé. Pero le pido una hora para hacer eliptica y que se quede el con los niños y a los 20 minutos me viene preguntando si me falta mucho, y así todo. Y yo se que lo intenta, lo sé, y mis padres me ayudan mucho, muchísimo y tengo un trabajo que adoro. Pero no puedo. No puedo levantarme cada día a las 6 de la mañana, cada día sin hacer siesta ni un fin de semana para hacer eliptica y así por la tarde, cuando se levanten los peques estar con ellos. No debo fumar, no debo tomar cocacola, no debo comer bocadillos, no debo ... no debo ...
Y sé que tengo todo lo que necesito para ser feliz, lo sé.
Sé que tengo lo más importante.
Y no os voy a engañar, no sé donde me he perdido.
Por eso hoy, hoy me rindo. Ya no puedo más.

14 comentarios:

Gordita Simpática dijo...

No te rindas, haya pasado lo que haya pasado, siempre queda mucho por lo cual seguir luchando, pero sobre todo debemos hacerlo por nosotras mismas, nuestra vida, nuestra salud, nuestra felicidad, una vida plena y saludable. No importan las caidas, no importa lo mal que puedan ir las cosas a veces, siempre hay ciertas cosas que estan en nuestras manos y otras que no, y las primeras debemos luchar por mejorarlas, para alcanzar lo que tanto ansiamos. Lo importante no es no caer, sino saber levantarse.
Abrazos,

GS

Nenúfar dijo...

Son duras tus palabras, hacia ti misma.. pero quizás es que te vas dando cuenta de la realidad, si sabes donde está el problema es relativamente atajarlo.. lo peor es que no te dieras cuenta..

¿Porque no pruebas a ir a un psicologo??.. alguno especializado en trastornos alimentarios??

No sé quizás te sirva.

Un besito, mucha fuerza..

P.D Allí no hace nada si no se sigue dieta estricta.. lo dice en el prospecto ;)

Javi dijo...

A ver Mel, frena. Entiendo que estés angustiada. Haz unas respiraciones profundas y relájate un poco. No siempre se consigue lo que se desea, y menos haciéndolo medio bien. Es mucha la carga que llevas, ponte seria con tu marido y dile que te ayude de verdad.
No te voy a pasar la mano por la espalda y te voy a compadecer, no, esto no es fácil y todos lo sabemos.
Pero tranquila mujer, sólo son dos kilos. ¿Bebes bastante agua? ya sé que son muchas cosas, reinventar tus hábitos alimenticios, ejercicio, beber agua, los niños, el trabajo, ... no te obsesiones con los dos kilos. Lo importante es recuperar los buenos hábitos, si lo haces bien al final no te preocupará la báscula. En serio, llora, cabréate, grita...pero ponte las pilas y vuelta a empezar. Y sobre todo no guarrées hoy por el berrinche, que nos conocemos ; P!!
Un beso grande

Astarté dijo...

¿Que te rindes? No te lo crees ni tú. Tienes un ataque de perfeccionismo, codependencia y pensamiento dicotómico como un piano de cola. No siempre se gana, es decir, no siempre se pierden kilos. No siempre tú eres imprescindible para que todo a tu alrededor funcione. No siempre todo a tu alrededor ha de funcionar como un reloj suizo. No es obligatorio. A veces la casa no está recogida, tu familia se puede quejar porque no les haces caso, en tu trabajo no te tienen en un altar, tus hijos pueden exigirte más de lo que puedes y debes dar y tu marido no está a la altura y tiene que hacer un cursillo de atender sus responsabilidades cuando tú haces bici. Así es, a veces pasa cuando se tiene una vida y uno una película americana. Y eso no te convierte en peor persona, sólo te convierte en persona, sin más. No siempre una decide dejar de fumar y lo consigue. No siempre el vestido que te gusta te queda estupendo. Y eso no te hace menos guapa. Y cuanto todo esto pasa, es poco respetuoso hacia una misma denostar y tirar por la borda todo lo conseguido hasta ahora. ¿Es que no tienen ningún valor todos los kilos que has perdido? ¿Y toda la autoestima que conquistas cada día? ¿Y todo lo que has escrito en este blog? ¿Y todo lo que has agradecido a los tuyos cuánto te han apoyado? ¿Y todo lo que aprendiste y todo lo que inspiras a todo el que te lee? ¿Ya no sirve para nada? No me lo creo, Mel. No te lo crees. Esta es una carrera de fondo y en ella el cansancio es algo natural, por eso escribes, por eso nos escribes y te leemos y te ponemos las pilas y nos las pones. ¿Cómo va a llamarse derrotada una tía con tu historia, tu capacidad de cambio, tus ovarios, vaya, los que ya has demostrado, no los que se te suponen...? Olvídate de todos los que crees que te miran y empieza otra vez por el principio. Autoestima, calma, alimentación y ejercicio. (Y pasa de las pastillas esas, por dios)
Y perdóname el tono, es que me has asustao mucho. Venga, palante. Un besazo.

White Rose dijo...

Yo me gasté un dineral con las Alli y a penas me hicieron efecto... (por las tiroides???). Hay veces en que es mejor dejar descansar el cuerpo, y sobretodo la mente.
Descansa, tómate tu tiempo y cuando tengas fuerzas vuélvelo a intentar.

Besos.

Mely dijo...

Se me ocurren tantas cosas que decirte y tengo tan poquísimo tiempo....... me limito a decirte que por favor no te rindas Mel, sabes que puedes aunque de vez en cuando la vida nos de golpecitos como estos, pero todo llega y todo pasa, tras un gran agujero negro siempre hay un poco de luz, vale? y tan pronto como han llegado esos dos kilos, se iran. Vaya que si se irán...
aqui estoy/estamos para absolutamente todo, no lo dudes. Un besazo muy fuerte y mis mejores ánimos, preciosa.

hanna dijo...

Rendirte tu? Porqué? Por dos kilos? si, dos kilos y qué? Y lo que has ganado? has sido capaz de estar sin vomitar, has sido capaz de hacer 1 ó 2 horas de elíptica diarias despues de todos los obstáculos y dificultadas, has sido capaz de dejar las galletas de dieta que no te convenían. ¿Y te rindes? No perdona, no te lo vamos a consentir, la primera yo, que aunque no me conoces de nada porque nunca te he comentado, te he seguido día a día en el blog. Porque sé que eres fuerte, porque esto es sólo un parón para coger carrerilla y con mas fuerzas. ¿No te estas exigiendo demasiado? ¿Por qué no te planteas que este mes ya has conseguido un montón de buenos hábitos y el mes que viene va a ser mas facil y vas a poder seguir la dieta en condiciones? Pero no solo por adelgazar, sino por superarte, por ser mas sana y demostrarte a tí misma que YES, YOU CAN.

Besos. Estamos tod@s contigo.

Hanna

Fati dijo...

Venga Mel, que si tú te vienes abajo nos arrastras a unas cuantas como yo que nos vemos reflejadas como en un espejo. Si yo te contara...pero vamos a tirar pa´lante, sí señor, con dos..........como dos kilos. Ánimo, que te leo y has hecho mucho por mí aunque no me conozcas. Un beso muy fuerte.

slmi! dijo...

Hola guapa! Soy nueva aquí, pero me he sentido súper identificada con tu blog. Yo hoy me he subido a la báscula y he visto que he engordado algo. Buf, casi me da un soponcio,pero bueno, ya ls bajaremos no?
Un besito, y seguro que puedes,qué no decaiga!

Hairspray dijo...

Pero bueno que es esto.... tú que siempre eres la mel de los retos, de los ánimos, de la iniciativa... para nada te vas a rendir.
Hoy relax, no pensar en dieta y en nada y mañana empezamos a comer bien, no hace falta más, simplemente no comer chuches y hacer el ejercicio que puedas.
Mucho ánimo y por favor, intenta pensar en todo lo que has perdido, y que dons kilos más no son nada vale? la próxima semana más y mejor
Quizás esto te valga para concienciarte más en no pecar... no?
Muchos bikiños guapa y mucho ánimo.

Nabiha dijo...

Melora cuando abandonas y te rindes es cuando pierdes, no lo permitas, has luchado mucho, el proceso de dieta es largo y la reeducación alimentaria para toda la vida, habra dias que nos hundamos y veamos todo imposible pero no te rindas, lo más probable es que tu cuerpo se ha acostumbrado a veces te matas haciendo ejercicio y no pierdes, prueba ha cambiar los alimentos ha tomar 3 veces por semana proteinas, pero ante todo tienes que recuperar la fuerza que hay dentro de ti, sabes lo que tienes que hacer y como hacerlo, se constante y veras los logros, pero no abandones, animo guapa

Isa dijo...

Mel tu no te vas a rendir, no lo vamos a permitir ninguno de nosotros. No sé realmente lo que ha pasado, por qué has cogido dos kilos, pero si te sirve de consuelo, a mí me ha pasado algo parecido, llevo 10 días con casi el mismo peso y no me he salido ni un sólo día de la dieta... y qué vamos a hacer?abandonar? por supuesto que no, somos mucho más fuertes que dos kilos o que veinte.

Necesitas un descanso? pues te lo tomas Mel. A lo mejor necesitas descansar tu mente de controlarlo todo. Desconectar de las calorías.
Hagas lo que hagas, estamos aquí, y seguiremos estando. Eres una mujer fuerte, y no lo digo por decir, nos lo has demostrado. Pero tu también te necesitas a tí misma. Date tiempo.

Marener dijo...

amiga, animos, no te ridnas, no dejes de luchar por alcanzar tu obejetivo, pero aun cuando este se demore algo no te dejes abatir. Yo tambien estoy en la lucha de perder peso, pero como digo, lenta, pero segura.
mira, el agua lejos de las comida ayuda
el te verde que algunos pasan de largo ayuda muchiiiiiiisimo a la eliminacion de liquido y a la perdisa de peso, busca sus propiedades y veras lo que te digo.
una cosa amiga, debes eliminar los chuches, son riquisimos pero no son saludables, al menos por el momento dejalos tranquilos.
mychos besos y animos guapa

Evitadinamita dijo...

Siento no leerte antes, he emepzado por el ultimo, y estaba tan contenta....Los iento peke...pero en tu ultimo post te he visto con fuerza. No vas apesar 100 porque no es lo que quieres. Creo que haces bien reduciendo el tiempo d eliptica y modificando la comida. El ejercicio a mi me da mucha hambre.Es buenisimo para el cuerpo. Para tonificar y eso...pero la base del adelgazar la tenemos en la puta comida! Puedes nena, puedes! Aquella vez no fue el balón, fuiste tu. Asi que si quieres ponte uno imaginario...Pero el poder es solo tuyo! Yo se que vas a poder lo seeeeeeeeee

Clock

Archivo del blog